La Fiscalía Metropolitana Sur ordenó y reagrupó los delitos por los que está siendo investigado el suspendido ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Emilio Elgueta, y a las imputaciones de prevaricación y enriquecimiento ilícito por las que ya estaba formalizado, ahora se le sumaron cohecho, tráfico de influencias y nombramientos ilegales.

El fiscal, Héctor Barros, a cargo de la investigación tras la suspensión del fiscal de alta complejidad de Rancagua, Sergio Moya, estableció siete nuevos hechos para imputar estos nuevos cargos.

El fiscal expuso que Emilio Elgueta en su calidad de magistrado del Tribunal de Alzada rancagüino intervino en juicios y fallos de causas en las que existían abogados amigos o cercanos a su persona, ocasiones en la que los orientó de cómo enfrentar los procesos y no se inhabilitó al momento de votar en juicios en los que estaban ligados esos profesionales.

Además Héctor Barros acusó a Elgueta de influir en 11 nombramientos de Karla Vásquez, hija del también suspendido ministro Marcelo Vásquez en cargos dentro del Poder Judicial, considerando que estaba inhabilitada por esta relación familiar.

A ello el persecutor sumó el delito de tráfico de influencias luego que Elgueta solicitara a una secretaria del tribunal de Rancagua incluir en una terna para un concurso público a una amiga, esto a cambio de apoyarla en una futura designación como jueza de garantía.

El fiscal Héctor Barros reconoció que en este caso las penas son bajas para una investigación que calificó de grave.

El fiscal Héctor Barros declinó por ahora adelantar si el ministro Marcelo Vásquez será formalizado al igual que Emilio Elgueta por nombramiento ilegal, situación que también evaluará el Consejo de Defensa del Estado en materia de acciones legales como lo indicó el abogado Marcelo Oyharzábal.

Durante la audiencia de reformalización de Emilio Elgueta, la abogada defensora, Blanca Rebolledo, pidió la nulidad de algunas pruebas acusando al ministerio público de querer “blanquear” algunas evidencias que habrían sido obtenidas de manera irregular, solicitud fue rechazada por el Tribunal de Garantía de Rancagua.

Terminada la audiencia Emilio Elgueta se retiró escoltado por carabineros y personal del tribunal de garantía sin formular declaraciones, recordando que por tener aun fuero no se solicitaron medidas cautelares.

Desde el Ministerio Público en todo caso se indicó que se estudia la posibilidad de solicitar cautelares en base a una querella de capítulo. Sin embargo el fiscal a cargo dijo que para aquello se deben presentar antecedentes sólidos donde no descartó sumar nuevos delitos en contra de Emilio Elgueta.

/psg