Nicolás Jarry (64°) arrasó para lograr su segunda final del año. El chileno aplastó a Federico Delbonis (70°) por 6-3 y 6-2 en la semifinal del ATP 250 de Bastad en solo una hora y cinco minutos y se instaló en el encuentro definitorio del certamen sueco.

Después de un inicio parejo en el que incluso Jarry salvó dos break points, el chileno tomó el saque de su rival en el octavo game y luego lo cerró de forma notable para quedarse con el primer set.

Su buen nivel lo estiró en el segundo parcial, donde quedó 3-0 con doble break, pero se desconcentró por un momento y la diferencia se estrechó, aunque nuevamente pasó por encima del argentino desde el sexto game para cerrar el encuentro.

¿Cuáles fueron las claves para semejante victoria? El notable funcionamiento de su drive, la mejor velocidad de pelota con el revés y su 74 por ciento de puntos ganados con el primer servicio, sumado a seis aces.

De esta forma, Nico se asegura regresar al Top 45 y buscará su primer título ante el argentino Juan Ignacio Londero (71°), que en semis superó a Albert Ramos (99°).

/Eduardo Méndez Garín