Dada la última ola migratoria en Chile, nos hemos encontrado con una gran cantidad de profesionales que no encuentran manera de ejercer sus respectivas carreras en nuestro país. Es una situación diaria conocer a venezolanos, colombianos y otros extranjeros, actualmente residentes en Chile, que deben acceder a trabajos para los que contienen mayor cantidad de competencias y habilidades, en especial con respecto a los estudios.

En el caso de quienes llegan con un título universitario bajo el brazo, pues la tarea de validarlo es extremadamente difícil, debido a la tardanza que existe en el trámite, realizado sólo por una casa de estudios a nivel nacional.

Un obstáculo por enfrentar

 Clapes UC estipuló que en el trimestre enero-marzo de este 2019, 62 % de los extranjeros que se encuentran trabajando en nuestro país y que cuentan con educación superior completa, están hoy en empleos de mediana o baja calificación.

Este indicador es una alerta, pues no se logra aprovechar mano de obra calificada, afectando tanto a los migrantes como al mismo escenario laboral nacional.

“El problema mayor se soluciona con generación de plazas de empleos. Esta encrucijada sólo logra dar cuenta de una sintomatología que permea también a todos los titulados de universidades que tenemos año a año”, indica Ramón Rodríguez, Gerente General de Trabajando.cl

A su vez, Rodríguez menciona que “esto es una realidad. Las políticas públicas se ven enfrentadas a buscar maneras de generar más trabajo y políticas que permitan la legalidad en ello. No a generar mayor anticuerpo ante las migraciones”.

Por la contraparte, 28% de los chilenos están en la misma situación, un llamado de atención no menor frente a la constante migración y, en especial, a la alta oferta de estudios superiores que Chile proporciona año a año.

Una de las soluciones al corto plazo que se pueden generar es, principalmente, la de agilizar los procesos de validación de título internacional en Chile, ya que esta cifra de 62% es un reflejo también de los muchos extranjeros que no logran validar su profesión en el país en el que han decidido buscar refugio.

/gap