Las muertes por coronavirus a nivel mundial cayeron un 20% la semana pasada en comparación con la anterior, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un comunicado, que forma parte de una tendencia más amplia que también incluye una disminución de los casos en todo el mundo.

La desaceleración tanto en los casos como en las muertes se produce tras un aumento de las infecciones durante el invierno del hemisferio norte, pero también coincide con un incremento de las personas vacunadas, especialmente en Estados Unidos y Europa.

Según la OMS, la semana pasada se informaron casi 66.000 muertes en todo el mundo por complicaciones relacionadas con el coronavirus, lo que marca la tercera semana consecutiva de cifras en descenso. El número de nuevos casos también se redujo en un 11% por sexta semana consecutiva, señaló la agencia, lo que elevó el total de positivos de coronavirus a más de 110 millones desde el inicio de la pandemia.

La disminución de la incidencia fue particularmente notable en América del Norte y del Sur (-19%), el Pacífico Occidental (-9%), Europa (-7%) y la región del Mediterráneo Oriental (-7%). La letalidad en estas regiones también se redujo, en un 23%, 6%, 19% y 3%, respectivamente. La disminución de la mortalidad también se registró en África (-20%) y el Sudeste Asiático (-6%).

En la última semana, los cinco países que notificaron el mayor número de nuevos casos fueron Estados Unidos (480.467 positivos), Brasil (316.221), Francia (131.179), Rusia (92.843) e India (86.711).

Por otra parte, un documento interno de la OMS que se conoció el martes consignó los escasos esfuerzos de China por investigar el origen de la pandemia de coronavirus y la poca colaboración ofrecida a los expertos que viajaron en julio de 2020 a Wuhan.

Un equipo de investigadores encabezado por Ben Embarek realizó una visita preliminar, con miras a la misión que estuvo en enero en dicha ciudad, donde se detectaron los primeros contagios de la enfermedad que ha puesto de rodillas al mundo.

La primera visita, que duró casi un mes, consistió en 10 días de trabajo, ya que dos semanas fueron dedicadas a la cuarentena. Se reunieron con funcionarios del Ministerio de Salud, de Agricultura y las autoridades estatales, así como otras agencias, entre las que destaca el Instituto de Virología de Wuhan.

Los resultados fueron escasos.

“Tras las extensas discusiones con los homólogos chinos y su presentación, parece que se ha hecho poco en términos de investigaciones epidemiológicas en los alrededores de Wuhan desde enero de 2020. Los datos presentados oralmente daban algunos detalles más de lo que se presentó en las reuniones del comité de emergencia en enero de 2020″, indicó el reporte del viaje, elaborado en agosto, un documento interno de la OMS al que tuvo acceso The Guardian.

El informe semanal de la OMS sobre el estado de la pandemia (en inglés):

/psg