El técnico argentino Marcelo Bielsa, recordado por la gran influencia que tuvo en el fútbol chileno al dirigir la selección entre 2007 y 2011, cumplió 64 años este domingo 21 de julio.

Estas son 10 de las mejores reflexiones que ha expresado el “Loco” sobre el fútbol y la vida misma:
– La relación éxito y fracaso ha sido fundamental en mi vida, pero el éxito y la felicidad no funcionan como sinónimos

– No permitan que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganas, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando pierdes sucede todo lo contrario, hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo porque perdiste. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados, eso sí es lo importante.

– Sé que la alegría de un triunfo en un partido dura cinco minutos, termina el partido y hay una sensación de efervescencia, una sensación de la adrenalina al tope que genera excitación y felicidad. Pero son apenas cinco minutos y después hay un vacío enorme y grandísimo. Y una soledad indescriptible.

– Yo siempre les digo a los muchachos que el fútbol para nosotros es movimiento, desplazamiento. Que hay que estar siempre corriendo. A cualquier jugador, y en cualquier circunstancia, le encuentro un motivo para estar corriendo. En el fútbol no existe circunstancia alguna para que un jugador esté parado en la cancha.

– El arma suya como periodistas es la palabra escrita. Mi arma es la palabra hablada. Yo uso cincuenta frases para redondear una idea y después ustedes tienen que ponerla en una línea.

– Prefiero que nadie me conozca a que me conozcan equivocadamente.

– Para mí, la confianza es un sinónimo de relajación. Yo prefiero el miedo, porque te obliga a estar atento

– El técnico tiene que tener un aspecto único y no hacer sentir al futbolista como un igual.

– Yo soy un obsesivo del ataque. Yo miro videos para atacar, no para defender… tener el balón, tener autoridad.

– Soy partidario de un fútbol más urgente y menos paciente. Porque soy ansioso. Y también porque soy argentino.

/Eduardo Méndez Garín