Tras las críticas surgidas en Chile Vamos, desde el Gobierno condenaron este lunes la “violencia política y la lucha armada” promovida por el Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), asegurando que están estudiando acciones para presentar su posición ante el Consejo de Monumentos Nacionales que declaró como monumento un sitio ligado al grupo.

En el Ejecutivo respaldaron además las palabras de la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, quien indicó que la decisión de reconocer el complejo maderero Panguipulli fue tomada por el Consejo en diciembre de 2017, durante el gobierno de Michelle Bachelet.

“Esto es un acuerdo del Consejo de Monumentos Nacionales del año 2017, del cual la ministra de las Culturas tuvo que dar cuenta, dado que no tenía otra opción. Sin perjuicio de eso, nosotros como Gobierno no compartimos y condenamos la violencia política y la lucha armada del Movimiento de Izquierda Revolucionario y por eso estamos estudiando qué tipo de acción podemos tomar para presentárselo al Consejo”, explicó la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez.

Y agregó que “al único que le corresponde dar pie atrás (en la decisión) es al Consejo de Monumentos Nacionales que es un órgano independiente y que hizo la declaratoria con respecto a los bienes que ellos señalaron que eran monumentos de memoria en materia de Derechos Humanos”.

Con ello, Pérez recalcó que “no compartimos esa declaratoria y estamos viendo como poder representárselo dentro del marco legal al Consejo de Monumentos Nacionales”.

Ante las peticiones de renuncia en contra de Valdés, Peréz comentó que “aquí el único que le corresponde llamar a colaborar a las personas o pedirles que dejen la función de sus cargos es el Presidente de la República y en eso no nos perdamos”.

/psg @Radio_Santiago