Gita Gopinath, economista jefe del FMI

Por cuarta vez consecutiva, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja sus estimaciones de crecimiento para la economía mundial en 2019. Así, en su última edición del World Economic Outlook (WEO), el organismo recortó sus proyecciones desde el 3,3% estimado en abril hasta el 3,2%.

Para 2020, la entidad rebajó una décima sus previsiones globales, pasando del 3,6% al 3,5%. Todo, explicado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la incertidumbre generada por el Brexit y las tensiones que afectan al precio de la energía.

Respecto a la actualización de las estimaciones para Chile, el Fondo recortó sus proyecciones para al expansión de la economía local del 3,4% a 3,2% en 2019.

En ese sentido, economista jefe del FMI, Gita Gopinath, explicó que el ajuste en las estimaciones del crecimiento de Chile se debe a “disrupciones en la minería” y el “escenario externo”.

“Chile sin duda es una economía que depende de lo que ocurra con la demanda mundial y los precios del cobre. Lo que ocurra con la demanda de China importa y eso, sin duda, ha tenido un impacto en la demanda para Chile y para la región entera en general”, sostuvo haciendo alusión al mercado de commodities.

Por otro lado, mencionó que también hay factores internos que llevaron al FMI a recortar sus proyecciones, como “una ralentización en el sector minero”, pero hizo hincapié en que el organismo ve un repunte de la economía en el segundo semestre debido a la baja de la Tasa de Política Monetaria por parte del Banco Central y la agenda de aceleración económica anunciada por el Gobierno.

Fuerte recorte para América Latina

En medio de las menores perspectivas para Chile, los economistas del Fondo recalcaron que se enmarcan en la fuerte caída de las previsiones para América Latina y El Caribe.

Así, el organismo bajó con fuerza la proyección del PIB de la región para 2019, pasando del 1,4% estimado con anterioridad a 0,6%.

En ese sentido, los expositores del FMI, explicaron que “para América Latina vimos revisiones significativas para Brasil (de 2,1% a 0,8%) y México (de 1,6% a 0,9%), pero también consideramos economías bajo tensión, como Venezuela”.

“Hay varios factores (que explican la caída de las proyecciones), no hay un solo motivo en esta revisión. Los factores, de hecho, pueden ser bastante idiosincráticos”, dijeron los economistas.

En detalle, mencionaron que “si uno mira a países específicos como Brasil, sigue habiendo incertidumbre asociada con la reforma fiscal y eso pesa sobre las perspectivas. De igual modo, en México hay incertidumbre sobre la política y, por supuesto, vemos debilidad en Venezuela que está en crisis”.

“La profunda crisis humanitaria y la implosión económica en Venezuela siguen teniendo un impacto devastador, y se prevé que la economía se contraiga alrededor de 35% en 2019”.

Para los casos de Perú y Colombia, la entidad sostuvo que “estos países han mostrado mayor resiliencia respecto a las economías más grandes de la región, donde hemos tenido rebajas más significativas”.

“Tenemos que reconocer que Perú ha tenido diversos shocks como consecuencia del escándalo de Odebrecht (…) y esto ha tenido un impacto y ha habido una demora en el despliegue de los proyectos de inversión pública y eso mella la actividad. Pero en general tenemos una previsión de crecimiento cercana al 4% en Perú”, enfatizó el Fondo.

/psg @Radio_Santiago