Tras la caída de un ascensor por casi 20 pisos en un edificio de Las Condes, el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, explicó que si bien en 2017 la nueva ley N°20.296 otorgó dos años para que los recintos certificaran sus elevadores, aún hay un 59% de estos aparatos que no han pasado por este proceso.

De los 44.000 ascensores que se registran, sólo 18.169 elevadores se encuentran certificados por el MINVU, correspondiente al 41%, por lo que más de la mitad de estos equipos estaría aún sin el sello que acredite su funcionamiento.

La ley “exige que los ascensores se mantengan como corresponde, una vez al mes, por empresas que tienen que estar registradas en el MINVU”, señala Monckeberg.

“Posteriormente, estos ascensores tienen que certificarse de que la mantención que se hace mensualmente es correcta. Esa certificación se hace cada dos años en los edificios de vivienda, y cada un año en los edificios públicos de equipamiento”, agrega el jefe de la cartera.

Dentro de cada ascensor, existen dos stickers: uno que valida la mantención mensual y otro que acredita la certificación anual o bianual. 63 son las empresas que pueden realizar esta fiscalización, acorde al Reglamento del Registro Nacional de Instaladores, Mantenedores y Certificadores de Ascensores.

En el caso del ascensor que cayó en Las Condes, “en nuestros registros no aparece que el ascensor estuviese mantenido por una empresa registrada, ni tampoco que esté certificado”, indica Monckeberg, motivo por el cual “lo que corresponde es hacer una denuncia al Juzgado de Policía Local, denuncia que vamos a hacer (…) para que el juzgado investigue y sancione si es que corresponde”.

¿Quiénes y qué se arriesga?

Las multas a las que se exponen quienes no cumplan con las normas establecidas por ley, van desde las 50 hasta las 150 UF ($1.389.600 – $4.6168.800), e incluye ascensores, funiculares, montacargas y escaleras y rampas mecánicas.

El ministro de la cartera explica que se sanciona “a quienes tengan que certificar, a quienes tengan que mantener, y que hacen mal su trabajo o, en este caso, si no está ocurriendo la certificación ni la mantención, a los administradores e, incluso, la sanción de Juzgado de Policía Local puede llegar a los copropietarios, si es que no se preocupan que esto ocurra”.

En el caso de que haya personas lesionadas y, eventualmente, fallecidos ante la caída de un ascensor, “hay denuncia a la Fiscalía y hay justicia penal, la que debe sancionar”, explica Monckeberg.

Modificaciones a la ley

Actualmente, en el Senado se discute una propuesta del MINVU que busca que los tribunales penales puedan “sancionar a los instaladores, mantenedores y certificadores en casos de incumplimientos por lesiones leves, graves o fallecimiento de personas” a causa de fallas en los ascensores.

Además, la institución solicita la creación de un “Registro de Administradores”, para que así “las personas puedan reclamar en contra de la administración de los edificios por incumplimiento de sus deberes”, señala el MINVU.

/psg @Radio_Santiago