Durante la tarde de este martes, el 4° Juzgado de Garantía de Santiago desarrolló la audiencia de formalización de Hernán Calderón, imputado por los delitos de parricidio frustrado, daños y lesiones; y porte y tenencia ilegal de armas y municiones.

En la instancia, el fiscal Omar Mérida expuso distintos episodios de violencia en los que «Nano» habría agredido a su padre. Ya sea a través de violencia directa o indirecta (daño o destrucción de diferentes enseres).

Por su parte, la defensa del joven descartó que haya existido intención de matar a la víctima. Además, expuso que su representando también presentó lesiones físicas tras las peleas con el padre.

«Mi representado tiene un problema de control de impulso e inmadurez», indicó el abogado, basado en un informe siquiátrico.

Una vez analizado lo expuesto por ambas partes, el tribunal determinó que el imputado es un peligro para la sociedad, motivo por el cual accedió a la petición del Ministerio Público y dictaminó la prisión preventiva durante los 120 días que dure la investigación.

Además, dada la condición siquiátrica de Calderón hijo, el tribunal ordenó que el imputado cumpla la medida cautelar en la clínica El Cedro -lugar donde se encontraba al momento de ser detenido-, hasta que esté en condiciones de ser trasladado al penal Santiago 1.

Antecedentes

El primero de los antecedentes expuestos por el Ministerio Público se remontan a lo ocurrido el 5 de junio, cuando el acusado llegó al domicilio de su padre «y una vez en su interior extrajo un arma de fuego tipo pistola y la apoyó en el pecho de su padre, diciéndole ‘te voy a pegar un balazo y te voy a matar’, para enseguida disparar el arma sin herirlo. A juicio del Ministerio Público los hechos son constitutivo del delito de parricidio frustrado».

Además, el fiscal se refirió al hecho sucedido al día siguiente, en el mismo lugar: «Sostuvo una discusión a propósito de la cual extrajo de sus vestimentas una cortapluma con la que comenzó a cortar la pinturas para comenzar a destruir vasijas, floreros, lámparas, sillas y otro enseres, motivo por el cual interfiere la víctima, siendo golpeado con los puños en el rostro. Luego de este hecho, en un dormitorio, el imputado rompió varios trajes. A juicio del Ministerio Público los hechos son constitutivos de daños y lesiones menos graves ne cl contexto de violencia intrafamiliar».

Posteriormente, Mérida se remontó al 11 de agosto, cuando el imputado enfrentó a su padre «diciéndole ‘te voy a matar’. Lo golpeó con puños y extrajo un cuchillo tipo corvo, agredió a su padre y le causó heridas cortantes en su mano izquierda y heridas profundas en la derecha».

Finalmente, apuntó a la tenencia ilegal de armas de fuego y municiones que se hallaron en el hogar de Calderón hijo.

Defensa

Sobre lo ocurrido el pasado 5 de junio, el abogado de Hernán «Nano» Calderón indicó que «no hay antecedentes para dar por acreditado que ese disparo lo realizó el señor Calderón junior, y si es que es así, estamos dentro de otro delito que es el delito de amenaza en contexto de violencia intrafamiliar».

/gap.