En medio del debate y la presión de la Casa Blanca para recortar la tasa de interés, la economía EEUU se enfrió en el segundo trimestre del año. Según el Departamento de Comercio, el PIB creció a un ritmo de 2,1% en el periodo abril-junio, por debajo del 3,1% del periodo anterior, cifra que no fue revisada.

Con todo, la cifra correspondiente a la primera lectura del periodo se ubicó por encima de las expectativas de los expertos consultados por Reuters y Bloomberg. Goldman Sachs esperaba 2%.

Esta menor desaceleración obedece en gran medida al consumo, el cual experimentó un fuerte aumento de 4,3% en el segundo trimestre, mucho mayor a la expansión de 1,1% del primer trimestre y del 0,9% que habían previsto los analistas.

Inversión y vivienda

Sin embargo, hay algunos nubarrones que preocupan como la primera caída desde principios de 2016 de la inversión empresarial. A esto se suma la contracción por sexto mes consecutivo del mercado de vivienda. El presidente de la Fed, Jerome Powell, a principios de este mes señaló a ambas como áreas de debilidad en la economía, informó Reuters.

El enfriamiento de la actividad en EEUU es coherente con las expectativas de desaceleración para la economía del mundo, que tiene como mayor preocupación el enfrentamiento comercial con China.

/psg @Radio_Santiago