Santiago amaneció con una suave llovizna esta mañana, en la que más tarde será la primera lluvia otoñal en la ciudad.
Se espera que el agua tome más fuerza después. Pero a diferencia de otras precipitaciones anteriores, esta vez el agua no debería generar aludes, debido a la altura del isoterma cero. Es más, según la Dirección Meteorológica, tampoco debería acumular más de 3 mm.
El isoterma cero es el punto de altura donde precipita nieve hacia arriba y agua hacia abajo.
Desde esa institución, el metorólogo Arnaldo Zuñiga dijo que “lo que viene para mañana es un sistema frontal frío, por ende son distintas características, va a estar mucho más frío el aire, la isoterma cero tiene que bajar y estar en torno a los 3.200 metros sobre el nivel del mar, pero para mañana en la zona central va a llegar en torno a los 2.400 a 2.500 metros, entonces eso ya inhibe cualquier posibilidad de crecimiento abrupto o derretimiento de nieve, así que eso es bastante favorable”.
De todas formas, la Intendencia recordó que en la Región Metropolitana existen 36 puntos críticos (12 zonas inundables, 12 pasos bajo nivel históricamente inundables y 12 quebradas, cauces de ríos y canales que generan riesgo).
Además, el director regional de Onemi, Rodrigo Rojas, llamó a la población a prepararse a nivel barrial y familiar. “Antes de que comiencen las lluvias es cuando necesitamos que se hagan las revisiones de las techumbres, el estado de las canaletas, el sistema de alcantarillado, de evacuación de aguas lluvias en las cercanías de sus domicilios, es decir, que preparen un plan de emergencia y contingencia a nivel familiar y que se informen de cuáles son los organismos locales cercanos en caso de emergencia”.
/gap