FICHA DEL PARTIDO

Palestino 1 – 1 U. de Chile.

Palestino: Cerda; Soto, Silva, Del Pino, Véjar; Díaz, Guerrero (46′, Araya), Jorquera, Cortés; Passerini (75′, Zedán), Ahumada (60′, Gutiérrez). DT. I. Basay.

U. de Chile: De Paul; Rodríguez, Aveldaño, González, Carrasco; Espinoza, Caroca (64′, Riquelme), Oroz; Ubilla, Guerra, Benegas (46′, Martínez). DT. A. Arias.

Goles: 0-1, 3′, Espinoza y un derechazo imparable para Cerda; 1-1, 62′, Gutiérrez cobra un penal de Aveldañ sobre Passerini.

Árbitro: Piero Maza. Amonestó a Benegas, Rodríguez, Martínez (U); Guerrero, Araya, Soto. Expulsó a Del Pino por doble amarilla (31′)

Municipal de La Cisterna: 3.773 personas.


La Universidad de Chile sufre sin necesidad. Se complicó en un partido que tenía controlado, que hilando una buena jugada podía finiquitar antes de que terminara, incluso, el primer tiempo. Su poca frialdad, el pánico en el que entra en el Torneo Nacional, sumado al aplomo de Palestino tras quedarse con un jugador menos, le empataron el resultado y los deja apenas por sobre la zona de descenso.

Los de Alfredo Arias abrieron la cuenta rápidamente, cuando en respuesta a un disparo de Ahumada antes del 1’, urdieron una jugada inteligente que finalizó Espinoza con un remate imparable. Un golazo que hacía prever una jornada tranquila para la U, que extendería la buena campaña en Copa Chile.

Inicio inmejorable para los azules, cuyo plantel titular fue compuesto por los mismos nombres que enfrentaron el fin de semana pasado a Deportes Temuco, en Copa Chile. ¿La única diferencia? La inclusión del flamante refuerzo para la zaga: Osvaldo González. Marcos Riquelme tuvo que esperar hasta el segundo tiempo para debutar, cuando las cosas se le complicaron a su nuevo equipo.

El cuadro universitario disfrutó de sus mejores momentos luego del gol de Espinoza. Palestino no disponía de ninguna ocasión de peligro. A los 16’, una excelente jugada entre Guerra y Ubilla no terminó en el segundo para la U solo por la buena intervención de Cerda, que terminó como gran figura del encuentro.

Cortés no gravitaba en el mediocampo y sus pases eran imprecisos. Jorquera tampocó influía. A los 23’ la banca local reclamó un penal sobre Cortés, aunque Maza decretó lo contrario. A los 31’, el árbitro nuevamente estaría bajo el foco al expulsar por doble amarilla a Del Pino: primero por una jugada peligrosa, luego por aplaudirle la amonestación en la cara. Paradójicamente, aquí comenzó el declive azul.

Los árabes se volcaron con todo en busca de la paridad, mientras que la U apostó por el contragolpe. Una jugada bien hilada y concretada por la visita significaría el segundo. Pero no. El mano a mano lo ganó siempre la defensa de Palestino. El ingreso de Martínez por Benegas en el segundo tiempo tampoco le hizo recuperar a la U la posesión que disfrutaba 11 contra 11. Por el contrario, Palestino continuó dominando las acciones.

A la hora de partido, un grave error de Aveldaño le hizo cometer falta penal a Passerini, la que Gutiérrez, recién ingresado, no falló en convertir en el empate. De manera inexplicable, los azules dejaban escapar el triunfo teniendo un jugar más en cancha.

El ingreso de Riquelme a los pocos minutos de la paridad le dio fuerza al ataque laico, pero no logró sacudir la férrea defensa contraria. Cerda tapó cada disparo, fuerte o débil, e interceptó todos los centros. A los 74’, Guerra dominó por la izquierda, se perfiló y remató con potencia, pero el arquero local salvó de gran manera.

Incansablemente, Palestino protegió el punto obtenido. La pelota duraba poco en los pies de los jugadores de la U debido a la fuerte presión. No lograron obtener el segundo tanto y, pese a jugar una hora con un futbolista más en el campo, la U dejó escapar un triunfo que parecía seguro. La U es otra en el Torneo Nacional.

/Escrito por Juan B.Marchant para La Tercera

/emg