Después de haber participado con Chile en la Copa América y unas breves vacaciones, Alexis Sánchez retornó a los entrenamientos del Manchester Unitedprotagonizando una imagen que rápidamente generó especulaciones.

El Daily Mail captó una foto en la que se ve al delantero manejando su vehículo al ingresar a las instalaciones de los Diablos Rojos, la cual el medio interpretó: “Había una expresión claramente triste en el rostro de Alexis Sánchez mientras conducía su Bentley al complejo de entrenamiento”.

“Qué contraste fue esto de 12 meses antes, cuando su rostro había adornado cada cartel y cartelera que promocionaba la gira de pretemporada de los Estados Unidos”, agregaron.

El mismo medio destaca que durante esta pretemporada, el técnico Ole Gunnar Solskjaer ha elaborado un plan para que su equipo imponga un juego de presión alta, basado en la posesión, donde “la energía de los jóvenes como Daniel James, Aaron Wan-Bissaka y Mason Greenwood será crucial”.

“No es un buen augurio para sus posibilidades de volver al lado del United y justificar esos salarios de £ 500,000 a la semana después de una temporada maldita 2018-19 que lo vio sufrir lesiones en el muslo, las rodillas, los muslos y los tobillos”, concluyen, sosteniendo que su salida del club resulta compleja considerando su remuneración.