El presidente Sebastián Piñera aseguró, en el matinal de Chilevisión,  que la inmigración ha impactado al empleo, ya que aumentó la fuerza de trabajo en 1 millón de personas y, por consecuencia, incrementó la cesantía.

En ese contexto, reiteró que su Gobierno pondrá “orden” al ingreso de extranjeros.

“En los últimos cuatro o cinco años, producto de la inmigración, la fuerza de trabajo en Chile aumentó en 1 millón de personas. Es decir, 1 millón de personas que no estaban. ¿Qué significa eso? que la exigencia de crear empleos es mucho mayor (…)”, dijo el Mandatario en conversación con el matinal de Chilevisión.

El crecimiento de esa fuerza de trabajo “más del 90%” corresponde a personas extranjeras, por lo tanto, argumentó, esa cifra “no ha podido ser contrarrestada con la creación de empleos”.

Piñera sentenció que en su Gobierno va a poner orden a la inmigración, la cual debe ser “segura y regulada”.

“Estamos poniendo orden en nuestra casa”, subrayó indicando que al llegar a la frontera de Chile no todos podrán acceder al territorio.

“No queremos inmigración de personas con antecedentes penales, no los vamos a dejar entrar”, expresó el Presidente y sostuvo que espera que la economía repunte durante el segundo semestre.

Por último, señaló que todos los países de la región “están estancados” en cuanto a crecimiento, “menos Chile y Perú que se disputan el primer lugar”.

/cbm