El sábado en la noche se reunió la secretaría ejecutiva del Foro de Sao Paulo para discutir los términos de la declaración final del XXV encuentro realizado en Caracas y que reunió a más de 700 delegados de los partidos de izquierda de la región.

El apoyo a los gobiernos de Nicolás Maduro en Venezuela y de Evo Morales en Bolivia, y los cuestionamientos a la administración de Donald Trump en Estados Unidos fueron temas de consenso entre los miembros de la secretaría ejecutiva. Y, por tanto, esos puntos quedaron plasmados en la declaración final que se dio a conocer el domingo al término del encuentro.

Entre los encargados de redactar la declaración final no hubo el mismo nivel de consenso respecto al rol de la expresidenta Michellet Bachelet en la crisis de Venezuela.

La mayor parte de los asistentes al foro abogaba porque la declaración final incluyera una dura crítica al informe emitido por la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en que acusó violaciones a los derechos humanos en Venezuela.  A esa línea se sumaban Esteban Silva, representante del Movimiento Democrático Popular y el diputado comunista Boris Barrera.

La decisión de exponer a Bachelet en la declaración final del Foro fue contenida por los delegados del Frente Amplio de Uruguay que apuntaron a la inconveniencia de cuestionar en ese documento el rol de la expresidenta socialista en la crisis venezolana.

Según asistentes al encuentro, a la postura del Frente Amplio uruguayo se sumó el Partido de los Trabajadores de Brasil que ha sido un histórico aliado del PS chileno. Aunque el PS chileno no asistía al foro desde hace cinco años, en esta oportunidad estuvo representado Jorge Rossel, recientemente elegido miembro del comité central como representante de los militantes en el exterior.

 Declaración especial

Aunque no quedó en la declaración final, el XXV Foro de Sao Paulo incluyó fuertes críticas a la gestión de Bachelet. Las expresó el propio Nicolás Maduro en el encuentro y también quedaron plasmadas en una declaración especial que se leyó en el cierre del foro.

“En defensa de la dignidad latinoamericana y caribeña y favor de la paz, rechazamos el informe sobre la situación de derechos humanos en la república bolivariana de Venezuela realizado por la alta comisionada para lo derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet por su falta de rigor metodológico, que no refleja en absoluto la realidad de Venezuela con un enfoque sesgado y parcializado a favor de la extrema derecha opositora. Y por no tomar en consideración las denuncias realizadas por un sector de las víctimas de la violencia. Asimismo por obviar el aporte realizado por los gobiernos bolivarianos para garantizar los derechos humanos del pueblo venezolano…”, señalaba la declaración especial que se aprobó como un capítulo aparte.  (ver video)

“Es verdad que el Frente Amplio de Uruguay se manifestó de esa manera por razones electorales”, dice Esteban Silva. El representante del MDP, sin embargo, asegura que las crítica a Bachelet no pierde vigor al no haber sido incluida en la declaración final.

“No solo no pierde vigor, al contrario, al haber quedado como una resolución especial es aun más preponderante”, insiste Silva.

PC: No se consultó opinión de delegación sobre mediterraneidad de Bolivia

En tanto, esta mañana el Partido Comunista se refirió a las resoluciones del Foro de Sao Paulo respecto de un voto acerca de la mediterraneidad de Bolivia. “Éste fue incorporado al documento de resoluciones sin consultar la opinión de nuestra delegación, que ha sostenido explícitamente lo que quedó plasmado en las resoluciones del anterior encuentro del FSP, efectuado en 2018 en La Habana, estableciendo que “convoca y alienta a Bolivia y Chile a encontrar, cuidando las sensibilidades de ambos países, una salida al enclaustramiento marítimo boliviano en base al diálogo y el Derecho Internacional y que contribuya a una verdadera integración de nuestros pueblos””, estableció la tienda en una declaración que publicó en su página web.

“El Partido Comunista, teniendo presente el fallo de la Corte de La Haya, reafirma la necesidad de retomar el diálogo con el hermano pueblo boliviano sobre temas de conveniencia para ambos países, que incluya la posibilidad de una salida al mar”, agregó, junto con establecer que “la mencionada situación ha sido notificada a los organismos pertinentes del FSP”.

/gap