Jerome Powell, presidente de la Fed de EEUU. (Reuters)
Jerome Powell, presidente de la Fed de EEUU

La Reserva Federal de Estados Unidos recortó sus tasas de interés por primera vez en más de una década a un cuarto de punto, hasta el rango de entre 2 % y 2,25 %, en respuesta a la debilidad económica global y la inflación controlada en el país.

La rebaja del costo del crédito en un cuarto de punto porcentual, sin embargo, no aplaca las demandas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que el banco central adopte una política monetaria más expansiva.

La Fed dijo en un comunicado, al finalizar su reunión de política monetaria de dos días, que decidió bajar la tasa “a la luz de las implicaciones para el panorama económico de los desarrollos globales así como por la débil inflación”.

Según el texto, la Reserva Federal “continuará monitorizando” cómo la nueva información afecta a la economía, y agregó que “actuará según sea apropiado para sostener” una expansión económica récord en Estados Unidos. Así, abre puerta abierta a nuevos recortes de tasas en caso de que esos riesgos no se disipen.

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, y la presidenta de la Reserva Federal de Kansas City, Esther George, tuvieron una opinión distinta a la mayoría y argumentaron en favor de mantener las tasas sin cambios.

El presidente norteamericano Donald Trump probablemente quede decepcionado porque la Fed no haya realizado un recorte mayor. Es que el mandatario ha criticado reiteradamente al banco central y a su jefe, Jerome Powell, por no hacer lo suficiente para ayudar en los esfuerzos de su gobierno por impulsar el crecimiento económico.

Donald Trump exige un recorte mayor (AFP)
Donald Trump exige un recorte mayor

Las autoridades de la Fed esperan que este modesto recorte de tasas reduzca la probabilidad de una recesión, al ayudar a acelerar una débil inflación doméstica y contrarrestar los riesgos derivados de una ralentización del crecimiento global y las crecientes tensiones con socios comerciales como China.

Powell, quien ofrecerá una conferencia de prensa explicará ahora en conferencia de prensa por qué la medida era necesaria y qué ocurrirá a futuro.

Consecuencias del recorte

Una reducción en la tasa de interés de referencia tiene como consecuencia el abaratamiento del crédito, lo cual favorece la producción, el consumo y en definitiva el crecimiento económico y la baja del desempleo.

Como contrapartida, puede generar aumentos descontrolados en la inflación o la creación de burbujas en los mercados, como la inmobiliaria que estalló abruptamente en 2008 desencadenando una dura crisis económica de alcance mundial.

De cualquier manera la decisión es popular ya que permite mantener “caliente” a la economía y genera un aumento en el consumo y mayor acceso al crédito que beneficia a las personas de menores ingresos, a pesar de los peligros macroeconómicos.

/psg @Radio_Santiago