El fiscal nacional Jorge Abbott informó que están siendo investigados 10 sacerdotes jesuitas, entre ellos Renato Poblete. Además no descartó que se pueda abrir una línea de investigación en torno al ícono jesuita en Chile: san Alberto Hurtado, pero sólo si lo ameritan los antecedentes.

La Compañía de Jesús entregó un resumen ejecutivo de la investigación sobre los abusos del fallecido sacerdote Renato Poblete, y no el informe completo de más de 400 páginas, con el argumento de que se intenta proteger la identidad de las denunciantes que no quieren hacer público su caso.

Fue el mismo provincial jesuita Cristián del Campo quien entregó el documento, y manifestó que es un acto de transparencia. El resumen está siendo analizado por el Ministerio Público, siendo una posibilidad requerir más antecedentes si así lo amerita la indagatoria.

Helmut Kramer, denunciante de un sacerdote jesuita, cuestionó que no se entregara la totalidad de los antecedentes, tal como lo ha hecho el Vaticano con el informe Scicluna. Sumado a esto, acusó un intento de encubrir sobre el encubrimiento.

El fiscal nacional Jorge Abbot de todos modos valoró que los mismos jesuitas sean quienes entreguen los antecedentes al Ministerio Público.

Abbott, además, no descartó que se pueda abrir una línea de investigación referente al ícono chileno de los jesuitas, San Alberto Hurtado, de existir antecedentes que lo amerite.

Esto mientras que en la Compañía de Jesús descartaron iniciar una indagatoria interna sobre el fundador del Hogar de Cristo, asegurando que se hizo una exhaustiva investigación en su proceso de canonización.

/psg @Radio_Santiago