Donald Trump junto a Wilbur Ross
Donald Trump junto a Wilbur Ross

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo el jueves que su país está listo para apoyar reformas que favorezcan al mercado y privatizaciones en Venezuela con créditos e inversiones.

En declaraciones efectuadas durante un encuentro para tratar la reconstrucción de Venezuela, Ross dijo que habrá una necesidad inmediata de inyectar capital para desmantelar el socialismo en el país sudamericano una vez que el líder opositor Juan Guaidó, presidente encargado, asuma el poder.

En la cita con ejecutivos de compañías de infraestructuras celebrada en Brasilia, Ross destacó que en el largo plazo Venezuela tiene 300.000 millones de barriles de petróleo, oro y otros recursos minerales para reconstruir su economía.

Ross afirmó que primero hay que revertir la “terrible” gestión de la economía realizada por los gobiernos socialistas, impulsando la iniciativa privada y la inversión, para restaurar más tarde un crecimiento sostenible con una inyección de capital y de técnicas de gestión en las industrias del petróleo, el gas y la electricidad.

El secretario de Comercio presidió una mesa redonda sobre Venezuela en una conferencia organizada por CG/LA, una corporación con sede en Washington dedicada a construir mercados de infraestructuras mundiales, a la que asistieron firmas como Oracle y Hill International.

Un grupo de personas toma agua de una tubería de una construcción abandonada en la Avenida Baralt, en el centro de Caracas (Venezuela). La falta de agua causada por una semana de apagones en Venezuela terminó empujando a los venezolanos a las calles (EFE)
Un grupo de personas toma agua de una tubería de una construcción abandonada en la Avenida Baralt, en el centro de Caracas (Venezuela). La falta de agua causada por una semana de apagones en Venezuela terminó empujando a los venezolanos a las calles

Entre los asuntos discutidos estuvo cómo introducir dinero en el país sudamericano para reactivar una economía colapsada que se ha estado contrayendo de forma sostenida desde 2014.

“No funciona nada de manera adecuada; ni el sistema telefónico, ni el de alcantarillado, ni el de autobuses. Más de 4 millones de personas han huido, incluidos muchos profesionales jóvenes”, indicó Ross, apuntando a una fuga de cerebros que deberá ser enmendada.

Según dijo, el banco central de Venezuela necesitará igualmente una reconstrucción, ya que había sido “saqueado”.

/psg @Radio_Santiago