“Mucho Tour on Tour” es la nueva sección del Mucho Gusto en la cual animadores y panelistas salen a recorrer rincones de Santiago, imitando el formato que utilizan Marcelo Comparini y Federico Sánchez en su espacio de Canal 13.

Este miércoles fue el turno de José Miguel Viñuela y Joaquín Méndez, quienes visitaron el histórico barrio Concha y Toro, en Santiago Centro. Mientras recorrían, se encontraron con Mirtha, una mujer que les aseguro que en su casa se sentían “extrañas presencias”.

La dupla decidió entrar a la vivienda y hacer un despacho en directo. Desde el estudio, Pedro Engel daba consejos para enfrentar la situación. Cuando llegaron al sótano, Mirtha les enseñó una foto de quien sería la antigua dueña del lugar.

En ese momento, Joaquín escuchó un ruido y comenzó a ponerse muy nervioso.

Viñuela trató de calmar la situación y siguió con el despacho. Pero Joaquín se desesperó. Terminó aterrorizado porque, según él, vio moverse una puerta. Finalmente, el panelista no pudo con el miedo y el equipo se retiró del lugar.

Mire esa parte del diálogo:

Joaquín Méndez: “Ah, bueno, no, yo no… ¡¿Escuchaste, escuchaste?!”

José Miguel Viñuela: “No, sí, pero es afuera. No, casi me muero, compadre”

Méndez: “Bueno, qué sé yo, no sé…”

Viñuela: “¡Espera, espera! Me gustaría…”

Méndez: “¡No, para, para!”

Viñuela: “¡Espérame, espérame, Joaco!”

Méndez: “No, no, yo me voy”

Viñuela: “No, no, no. Tranquilo”

Méndez: “Yo te entiendo, pero… (hace una señal de que se va)”

Viñuela: “A mí me encanta esto. Me gustaría… nosotros no estamos con retorno. Preguntarle a Pedrito Engel ¿Qué se hace en estos casos? Cuando uno encuentra fotos de gente que ha muerto…”

Luego, Joaquín nuevamente vuelve a ver algo extraño:

Méndez: “¡Ay, no! No, no, no, no”

Viñuela: “¡Ya poh, viejo! Deja de meterme susto”

Méndez: “No, es que justo miro para allá para salir…”

Viñuela: “Ya, córtala”

Méndez: “Ok. Yo me quiero ir”

Viñuela: “¿Me estai hablando en serio?”

Méndez: “No, sí, no quiero. De verdad, no sé”

Viñuela: “¿Qué viste?”

Méndez: “Ahí se movió una cosa, yo iba a salir, se movió algo allá”

Viñuela: “Ya, ¿pero estai hablando en serio?”

Méndez: “¡No estoy jodiendo! Se movió la puerta esa. Pero, ¿hay alguien más? ¿La nena? ¿Dónde está la nena? ¿La agarraron? No, yo me quiero ir”

Viñuela: “Pero, espérate”

Méndez: “¿Qué quieres que haga? Sí, lo vi, se movió esta puerta”

Viñuela: “¿Se movió la puerta en serio?”

Méndez: “Esta de acá. Es que estaba entornada (muy agitado y nervioso)”

Viñuela: “¿Qué es lo que es entornada? Habla bien”

Méndez: “Estaba entornada, cerrada”

Viñuela: “Pero di cerrada”

Méndez: “No, es que no estaba cerrada por completo. Ya está”

Viñuela: “¿Quieres que nos vayamos?”

Méndez: “Sí”

Viñuela: “Ok. Vamos a salir entonces. Oye, si hay alguien que tiene sensibilidad con estos temas, eres tú”

Diana Bolocco, desde el estudio: “Sí, Joaquín está hablando en serio, se nota”

/gap