Claudio Bravo hizo un partidazo y le entregó la Community Shield al Manchester City. El chileno fue un muro al fuerte ataque del Liverpool y hasta hizo gala de su chapa de atajapenales.

 El gran partido de Bravo le ha significado una lluvia de elogios en Europa. El The Guardian aseguró que “el reconocimiento principal de este partido fue la inclusión de Claudio Bravo en la portería por delante de Ederson, que comenzó en el banquillo”.

La BBC fue más precisa en sus impresiones por la actuación de Bravo y señaló que “estuvo excelente en su primera aparición desde la Community Shield del año pasado”.

Por su parte, MundoDeportivo destacó que “el guardameta chileno regresó a las canchas un año después y mejoró la fluidez ofensiva de su equipo (…) Bravo, como en otras ocasiones, fue el héroe de una Community Shield que da continuismo al éxito de Guardiola”.