El Día del Roto Chileno, héroe de nuestro pueblo, nos da la oportunidad de reflexionar sobre la figura insigne de este personaje popular, de su historia colmada de patriotismo, entrega y sacrificio.

Por años, la ciudadanía le ha reconocido su valentía y gallardía, agradecida de toda la sangre vertida en los campos de batalla de Yungay, en territorio peruano, entrega que llenó de honor y gloria páginas doradas que hablan de sus innumerables victorias.

El roto de antaño era campesino, minero, pescador, arriero y jornalero. Que al toque del clarín dejó el arado, redes y herramientas para empuñar las armas, y marchar al frente a defender la patria amenazada. El roto de nuestro tiempo pudo cambiar el exterior, pero nunca el corazón. Hoy es citadino y también más letrado, pero su esencia es común con los antepasados. Es el mismo ladino, ingenioso y vivaracho, ese de sonrisa permanente.

El destino sabe que el roto chileno es invencible, es de mecha tiesa frente a terremotos, aluviones, sequías, tsunamis, incendios y lo que le toque. Cae y vuelve a caer, levantándose cuantas veces sea necesario.

En pandemia nuestro roto pone corazón y fuerza, entregando generosamente deber y abnegación que está en el rostro de cada uno de los hombres y mujeres de la salud que, heroicamente y sin descanso, combaten día a día el virus implacable, agotando todas sus energías y sacrificando a sus familias; patria y compromiso, que se ve en los bomberos voluntarios, Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile que, una vez más, despliegan una entrega sin medida, siempre disponibles; creatividad y sacrificio en los profesores y profesoras que haciendo uso de la tecnología con los recursos disponibles pudieron acompañar a sus estudiantes para que no se perdiera el año.

Mientras haya rotos y cantineras bien plantados(as) en mi querida patria, no hay mal que nos derrote. Brindo por ti, mi querido roto chileno.

Carta al diario El Mercurio

Ramón Fuenzalida González
Presidente

Sergio González Álvarez
Secretario
Círculo de Amigos del Roto Chileno
Barrio Yungay