Esta semana al menos 34 personas murieron en diferentes tiroteos en Estados Unidos, lo que volvió a poner la discusión sobre el uso de las armas de fuego sobre la mesa de los norteamericanos. En este contexto, el fútbol no quedó exento.

Alejandro Bedoya, futbolista estadounidense de 32 años, fue autor del primer gol de Philapdelhia Union en el 5 a 1 ante el D.C. United, en el duelo correspondiente a la jornada 12 de la Major League Soccer (MLS).

Luego de su conquista, el mediocampista corrió apara festejar a un costado del campo con sus compañeros de equipo y luego fue en búsqueda de uno de los micrófonos colocados por la televisación para captar el sonido ambiente. “Congresistas hagan algo ahora, basta de la violencia con armas”, exclamó.

El volante de ascendencia colombiana suele dejar este tipo de mensajes, aprovechando su popularidad en el ambiente. En 2018, por ejemplo,  utilizó una remera en memoria de las víctimas del tiroteo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, en donde 17 personas murieron.

Soy un ser humano antes que un deportista… Todos nos vemos afectados por este tipo de cosas”, había dicho en aquel entonces, conmovido porque él estudió en una escuela a 15 minutos del lugar de la masacre.

En los tiroteos masivos en Estados Unidos ocurridos en la última semana en un festival de California, en plena calle en Ohio, en un parque de Chicago y en un centro comercial de Texas, 34 personas fueron asesinadas.