En medio del fuego cruzado entre el Poder Judicial y el gobierno, luego de las críticas del Presidente Piñera a los jueces, la Corte de Apelaciones de Valparaíso hoy entregó un fallo que cayó bien en Palacio: anuló el juicio del caso de tráfico de armas en San Antonio, causa que también enfrentó a jueces y representantes del Ejecutivo, en mayo de 2018.

Esa vez el Juzgado de Garantía de San Antonio dejó en libertad a dos personas que habían sido detenidas por carabineros, tras un control de identidad, en que se les detectó que portaban 3 pistolas y mas de 100 municiones, además de $ 4 millones en efectivo.

Luego de iniciado el proceso penal, en junio de este año, el Tribunal Oral en lo Penal de la ciudad de la Quinta Región absolvió a los imputados, lo que nuevamente gatilló la crítica del gobierno.

Esa vez, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, señaló que “se hace difícil combatir el narcotráfico sin que exista una interpretación con un espíritu del fondo de la ley y no meramente formal y así dar un respaldo efectivo a la acción policial y del Estado”.

Sin embargo, hoy a mediodía el gobierno recibió una noticia que califican de “positiva” por parte del Poder Judicial. La Corte de Apelaciones de Valparaíso revocó el fallo de primera instancia y ordenó anular el juicio que absolvió a los sospechosos de tráfico de armas.

Con esta decisión, el caso será llevado a un nuevo juicio, donde nuevamente se deberán exponer las pruebas que originaron el primer conflicto entre el gobierno y el Poder Judicial.

/psg