Luego de numerosas sesiones de estudio y docenas de expertos invitados, la comisión de Relaciones Exteriores del Senado decidió por la unanimidad de sus miembros, dar luz verde a la aprobación del Acuerdo Integral y Progresivo para Asociación Transpacífico, mejor conocido como TPP-11.

Los integrantes de la Comisión, senadores José Miguel Insulza (PS), Alejandro Guillier (ind-PR), Ricardo Lagos Weber (PPD), Iván Moreira (UDI) y Manuel José Ossandón (RN), durante la sesión de este martes, suscribieron un protocolo de acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores. El documento detalla ciertos parámetros en relación a las normas de propiedad intelectual, medicamentos, leyes laborales, protección sanitaria y medioambiental, además de la declaración de autonomía del Gobierno para mantener la prohibición de ingreso de productos transgénicos.

Por otra parte, el Gobierno se compromete a implementar una política de información al Congreso respecto de acuerdos internacionales, a impulsar políticas de desarrollo productivo, de innovación y desarrollo y el potenciar a las regiones.

Otro punto importante es que el Ejecutivo, una vez entrado en vigencia el instrumento de relaciones internacionales, deberá evaluar  e informar al legislativo sobre la efectividad del TPP en materia de desarrollo sustentable, mujeres, pueblos originarios, PyMes, derechos laborales, cambio climático y medio ambiente.

El TPP 11 es el acuerdo internacional más grande en la historia de Chile ya que sus efectos alcanzan a más de 500 millones de personas, habitantes de los países que lo suscriben. 

La iniciativa fue aprobada por la Cámara de Diputados en abril pasado y en la Cámara Alta ahora debe seguir su próximo trámite en la Comisión de Hacienda.

/gap