Ayer el ministro visitó un hogar de ancianos para explicar la rebaja en las contribuciones que estos centros sufrirán

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, estuvo este miércoles en el matinal Muy Buenos Días de TVN donde abordó, principalmente, el tema de la guerra comercial entre China y Estados Unidos y planteó que él no cree que el conflicto vaya a terminar en un futuro cercano.

“La hipótesis de que esto se va a solucionar rápidamente me parece que es demasiado optimista, vamos a tener un periodo relativamente largo con guerra, que esperamos que no escale más”, dijo el titular de las finanzas públicas.

Además, explicó cómo la disputa entre ambas potencias afecta a Chile: “Estados Unidos le puso un impuesto especial a las importaciones de acero y aquí cayó la India. Resulta que cuando India se vio afectada vino la represalia y dijo que le iba a poner un arancel a las nueces, pero como no pueden poner un arancel a las norteamericanas, le ponen a todas las nueces”.

“Iba un barco chileno con nueces y de repente quedó en el medio sin arte ni parte”, comentó.

“También ocurre que China empieza a desacelerarse y como es el principal comprador de cobre del mundo, cae el precio del cobre y nuestro producto estrella es el cobre y eso hace que aumente el tipo de cambio y nos sale más caro importar”, señaló Larraín.

El rezo por la guerra comercial

Ayer el ministro visitó un establecimiento de larga estadía para adultos mayores para explicar la rebaja en las contribuciones de estos centros que aplica la modernización tributaria.

Pero durante sus declaraciones, pidió a una de las monjas que administra el lugar “rezar” para que acabe la guerra comercial.

Esto llamó la atención en la opinión pública, por lo que el secretario de Estado explicó la situación: “Es una cosa bien simpática. Lo que ocurrió ayer es que teníamos una actividad, fuimos al Hogar del Niño Jesús, un hogar de adultos mayores donde hay un grupo de monjitas argentinas que están hace mucho tiempo en Chile”.

“En el proyecto de modernización tributaria va a haber una exención de contribuciones para los centros de larga estadía de adultos mayores que sean sin fines de lucro, entonces la madre que estaba a cargo estaba tan contenta con esto que me dijo: ‘ministro voy a rezar para que aprueben el proyecto’, entonces yo aproveché de decirle, ‘aproveche de rezar para que se acabe la guerra comercial'”, añadió.

/psg