“Si bien es cierto que esto es un avance, no se agota con la dictación de la ley corta”, comentó el fiscal nacional, Jorge Abbott.

El jefe del Ministerio Público abordó así la tramitación de la ley corta antiterrorista que hoy será votada en el Senado y la cual busca entregar mayores herramientas de investigación a persecutores y policías para poder abordar con éxito estos casos.

Los últimos hechos catalogados como tal por el Gobierno ocurrieron hace unas semanas y afectaron a una comisaría de Carabineros y al ex ministro Rodrigo Hinzpeter. Hasta el momento, no hay detenidos.

Y si bien la máxima autoridad del Ministerio Público destacó la importancia de contar con más atribuciones para investigar estos hechos, dejó claro que, a juicio del ente persecutor, es necesario una reforma más profunda.

“Es bien particular que la Ley Antiterrorista no contemple la existencia de medidas intrusivas como sí existe en materia de tráfico de drogas, delitos contra la propiedad”, partió señalando Abbott respecto figuras como agentes reveladores y encubiertos.

“Estas técnicas -agregó- son fundamentales para investigar delitos tan complejos como los delitos terroristas”.

En esa línea, aseguró que “por cierto es muy importante para el Ministerio Público y policías contar con estas herramientas, pero también instamos por ir a una modificación integral de la ley antiterrorista. No solo ley corta, sino también hacerse cargo de algunas disfuncionalidades que tiene la ley actualmente vigente”.

Y concluyó: “Si bien es cierto esto es un avance, no se agota con la dictación de la ley corta, sino también es necesario abordar de una vez por toda la modificación integral de la ley”.

/psg