El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó esta mañana que el IPC mostró una variación de 0,2% en julio, cifra que se ajusta a las expectativas del mercado y los analistas.

Con este resultado, el índice que mide la inflación acumula un aumento de 1,8% en lo que va del año y un alza a doce meses (con respecto a la base referencial del índice) de 2,2%, aún en la parte baja de la meta del Banco Central. Esto supone igualmente que la economía no tiene presiones inflacionarias, dándole margen al emisor para un ajuste de tasas en la próxima reunión.

En el séptimo mes del año, ocho de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice, tres presentaron incidencias negativas y una registró nula incidencia.

Entre las divisiones con alzas en sus precios destacó transporte (0,6%) y salud (0,6%). Por el contrario, entre las divisiones que consignaron descensos mensuales en sus precios destacó bienes y servicios diversos (-0,6%).

Transporte y Salud

El INE detalló que el ítem Transporte registró aumentos mensuales en cinco de sus diez clases. Las más importantes fueron transporte de pasajeros por vías urbanas
y carreteras (4,5%), que aportó, y transporte de pasajeros por aire (1,8%). De los 24 productos que componen la división, once consignaron alzas en sus precios, destacando servicio de transporte en bus interurbano (19,8%) y servicio de transporte aéreo (1,8%).

La División Salud anotó disminuciones mensuales en tres de sus siete clases. Las más importantes fueron productos para el cuidado e higiene personal (-1,5%) y otros artículos personales (-0,4%). De los 32 productos que componen la división, trece presentaron bajas en sus precios, siendo las más relevantes aquellas asociadas con los productos pañales desechables (-6,0%) y productos de maquillaje (-7,0%).

Productos destacados

En medio del debate en torno al alza que tendrán las cuentas de la luz, el INE destacó que la electricidad registró un alza mensual de 1,5% en julio, resultado con el que acumula un salto de 14,14% en los primeros siete meses del año y 9,4% en doce meses.

Los arriendos, por su parte, experimentaron un aumento mensual de 0,5%, acumulando 3,5% en lo que va del año y 4,6% a doce meses.

Las buenas noticias para el bolsillo vinieron de parte de los limones. Alguna vez disparados en su precio, ahora el popular cítrico, importante por su condición de aderezo, mostró una violenta caída de 30%, acumulando en el año un retroceso de 37,9%. Pese a esta dura caída, el precio cumula un alza de 11,7% a doce meses.

/psg