78 días tuvieron que pasar para que Claudio Bravo nuevamente fuera titular en la Premier League.

Sorpresivamente el meta chileno arrancó como estelar este sábado en el triunfo de 3-1 sobre el Hull City.

Fuera de todo pronóstico, Pep Guardiola colocó al capitán de la “Roja” bajó los tres palos regresándole el puesto que había perdido desde el 21 de enero en el torneo inglés. Después de más de dos meses el portero nacional volvió a jugar en el torneo inglés y lo hizo prácticamente sin problemas. Sólo el gol rival empañó su actuación.

Cuando el City ya ganaba 3-0, Andrea Ranocchia marcó el descuento a los 85 minutos luego de que su remate diera en un defensa celeste y descolocara a Bravo. El ex Barcelona intentó tapar el balón, pero el rebote le impidió llegar bien y el esférico terminó pasando por el lado de su mano izquierda hasta llegar al fondo de la red.

Fue la única jugada complicada, pues en el resto del encuentro Bravo estuvo muy seguro. Lo poco que le llegaron respondió con gran seguridad.

Además, el capitán de la “Roja” fue clave en la generación de juego del City. Tal como acostumbra, fue un defensa más ayudando a sus compañeros a limpiar la salida.

Los goles del triunfo del equipo de Guardiola fueron obra de Ahmed Elmohamady (autogol a los 31′), Sergio Aguero (48′) y Fabian Delph (63′). Con este triunfo, el cuadro celeste llegó a los 61 puntos, se mantuvo cuarto y dio otro paso más hacia lograr un cupo para la próxima Champions League.

/gap