Bella, recién llegada. Divina te encantará en esta impresionante sesión fotográfica. Vestida con lencería blanca y una bata de seda sexy, Divina seguramente te dejará sin aliento. Tomando la luz del día y jugando con el piano, Divina se lo está pasando muy bien en el set. “Me siento en casa”, dice Divina. “Hace unos dos años me interesé en Playboy cuando Playboy México me pidió que me convirtiera en Playmate. ¡Desde entonces defiendo la importancia de Playboy en mi vida cotidiana!”, afirma. Una mujer segura y sensual, Divina se enorgullece de posar desnuda. “Lo adoro absolutamente”, señala. “Me siento más sexy con una bata de seda corta. Me encanta dejar que se abra mientras camino por la casa”, dice risueña.

/psg