El Patrullero Oceánico “Cabo Odger”

Mientras realizaba labores de vigilancia, el Patrullero Oceánico “Cabo Odger” de la Armada detectó dos embarcaciones pesqueras peruanas a 114 millas al oeste de Pisagua (equivalentes a 211 kilómetros aproximadamente), es decir en la dentro de la Zona Económica Exclusiva de Chile.

Las embarcaciones pesqueras de nombre “Maribella” y “Massiel I” fueron abordadas por personal naval tras lo cual se constató que cada una almacenaba en sus bodegas cinco toneladas de tiburón azul, recurso cuyo origen no pudo ser acreditado por ninguno de sus tripulantes.

En lo que va del año, la institución ha capturado 12 navíos en la zona chilena realizando labores de pesca ilegal.

Durante la fiscalización a la embarcación “Massiel I”, personal naval comprobó que sólo el patrón del pesquero contaba con documentos de identificación, sin embargo, éste no estaba certificado para navegar a más de 15 millas del borde costero de Perú, constituyendo un riesgo para la seguridad de la navegación.

Los otros tres tripulantes de dicha embarcación no contaban con sus documentos, lo que constituye también una infracción a la legislación nacional vigente.

Si bien los cuatro tripulantes de la otra nave sí portaban sus documentos, dos de ellos no figuraban en la declaración de zarpe.

El comandante de Cuarta Zona Naval, contraalmirante Alberto Soto, comentó que estas fiscalizaciones son rutinarias y tienen como fin “detectar y capturar cualquier embarcación no nacional o nacional que esté efectuando operaciones ilícitas dentro del marco legal de la Zona Económica Exclusiva”.

Por último, Soto recalcó que otro tema importante es el hecho de que las tripulaciones no cuentan con sus papeles de zarpe al día ni con sus identificaciones, por lo que esto “constituye un riesgo a la navegación y un potencial peligro de accidente dentro de nuestra Zona Económica Exclusiva y, por lo tanto, a nosotros nos preocupa y efectuamos también las fiscalizaciones como parte de nuestra labor preventiva”.

Las embarcaciones pesqueras capturadas están siendo escoltadas hacia el puerto de Arica por unidades marítimas de la Cuarta Zona Naval, ciudad donde los pescadores serán puestos a disposición del tribunal correspondiente por infringir la Ley General de Pesca y Acuicultura.

/psg