Esta jornada se realizó una nueva versión de la tradicional reunión de coordinación de Chile Vamos, cuyo debate estuvo centrado en el proyecto de flexibilidad laboral impulsado por el gobierno.

El tema ayer estuvo en la palestra pública luego del anuncio del Ejecutivo de aplicarn urgencia suma a la iniciativa que patrocinan y a proponer una nueva jornada laboral obligatoria de 41 horas promedio.

Medida con la que se buscaba hacer frente al proyecto de reducción de jornada laboral a 40 horas impulsado por la diputada PC, Camila Vallejo y que ayer sumó apoyos de parte de parlamentarios de RN.

Este jueves, además, en dos oportunidades el Presidente Sebastián Piñera salió a defender la iniciativa que impulsa el gobierno y a criticar la propuesta de Vallejos, la que calificó como “inconstitucional”, llamando al Congreso a no aprobarla. Además, no descartó ir al Tribunal Constitucional, en caso de que se convierta en ley.

Hoy, en tanto, Hugo Ortiz de Filippi, presidente del PRI, partido a cargo de la vocería semanal, reiteró la defensa del bloque a la iniciativa del gobierno y criticó la propuesta de la diputada comunista.

“Apoyar el proyecto del gobierno, que dice relación con la flexibilidad laboral. Estimamos que la flexibilidad laboral es lo que más le ayuda y protege al sector trabajador donde va a poder velarse por lo que dice relación con la vida familiar. Los antecedentes que se entregaron cuando se envió el proyecto al Congreso son bastante fundamentados y en cada uno de ellos se habla del beneficio que significa rebajar, primero que todo, el número de horas trabajadas y, segundo, insistir en lo que es la flexibilidad laboral”, indicó.

Agregó que “como Chile Vamos tenemos una posición muy clara, apoyar fuertemente lo que significa la flexibilidad laboral y discutir si es necesario discutir la hora de diferencia que plantean parlamentarios de nuestro sector y del gobierno. El PC no ha hecho ningún aporte, lo único que ha hecho es decir que bajemos de 45 a 40 horas manteniendo la inflexibilidad”.

Posturas distintas en el PRI

Ortiz de Filippi también fue consultado por la postura del secretario general de la colectividad, Rodrigo Caramori, quien ayer apoyó la reducción de la jornada laboral a 40 horas pero con requisitos de adaptabilidad y conciliación.

“El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, ha señalado que llegar a las 40 horas de jornada laboral genera un riesgo para el empleo de los trabajadores, porque se producirá menos. Sin embargo, cuando le preguntan sobre qué estudio, paper o informe sustenta esta afirmación, él no ha sabido responder. Es más, el economista Rafael Sánchez, actual coordinador laboral del Ministerio de Hacienda, aclaró que la reducción de la jornada laboral de 48 a 45 horas semanales no tuvo impacto alguno en el empleo”, declaró el jueves Caramori.

Sobre este tema el timonel del PRI contestó que “nosotros hemos hablado de la necesidad de 40 horas por una razón muy simple, porque hemos hecho un análisis y la discusión entre 41 y 40 son 12 minutos diarios y creemos que eso no altera sustancialmente lo que dice relación con la producción”.

En ese sentido, el dirigente de Chile Vamos sostuvo que “si es necesario y tiene fundamento bajar a 40 horas nosotros vamos a estar en eso, pero si nos dan antecedentes de que es conveniente mantener lo de las 41 horas estaremos en eso”.

Cabe recordar que el 1 de agosto Caramori envió un boletín informativo a los militantes del partido asegurando que el PRI “está muy solo entre los partidos de nuestra coalición y, con franqueza, también del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera”.

/psg