Cadem no solo abordó el respaldo/rechazo al gobierno de Sebastián Piñera y su gabinete, y el coyuntural debate en torno a la jornada laboral.

La encuesta también quiso conocer la percepción ciudadana sobre la economía, la cual ha dado evidentes señales de fatiga en medio del complejo panorama internacional y que, a su vez, se ha traducido en incontables ajustes en las proyecciones de los expertos.

En ese contexto de menor dinamismo y bajos precios del cobre, el respaldo a la gestión económica del gobierno sufrió una durísima caída de 20 puntos en agosto respecto al año pasado, mientras que el rechazo se disparó a 57%.

En ese contexto, la principal preocupación económica de los chilenos es el desempleo (38%), seguido de la inflación (15%) y el escenario internacional de guerra comercial (14%).

Chile está estancado

Consultados sobre el panorama económico internacional por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, solo un 18% piensa que Chile está bien preparado frente a un empeoramiento del conflicto, cifra que se compara con el 23% del año pasado. Los que piensan que Chile está mal preparado llegan a un 29%, 11 puntos más que hace un año.

Casi todos los índices de percepción se han debilitado, según Cadem. Por ejemplo, lo que piensan que Chile va por un mal camino llegan a un récord en la era del segundo gobierno de Sebastián Piñera, a un 54%. Lo que piensan que va por buen camino apenas llegan al 36%.

Respecto a la percepción sobre el progreso económico, los que creen que la economía está estancada/retrocediendo se disparó 5 puntos a 75%, también un récord en Piñera II. Por el contrario, aquellos que estiman que está progresando bajó en la misma proporción a un 23%.

/psg