El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, abordó esta mañana la compleja situación que atraviesan los mercados del vecino país tras las elecciones del fin de semana que le dieron una dura derrota al presidente Mauricio Macri.

“Esta caída (del peso argentino y los bonos) tiene algún efecto en Chile, fundamentalmente con algunas empresas que están más expuestas. El efecto para el global de la economía chilena es acotado, pero existe”, dijo la autoridad en La Moneda.

A esta hora el riesgo país de Argentina se dispara, mientras que la bolsa se desploma casi 30%, perdiendo prácticamente todo lo ganado en el año. El peso, por su parte, sufre una violenta caída de 20% y es la moneda de peor desempeño en el mundo.

El complejo panorama al otro lado de la cordillera le pasa la cuenta a Cencosud, Latam, CCU y Enel, entre otras firmas, y también al dólar que se dispara.

/psg