Bajo el método de la “encerrona”, varios automovilistas han sido víctimas de robos con intimación mientras circulan por las autopistas capitalinas. Bajo esa forma de actuar, los asaltantes intentan bloquear el vehículo de los conductores, para que así no avancen y puedan robar sus pertenencias y el respectivo automóvil.

De acuerdo a lo explicado por el teniente coronel de Carabineros, Andrés Teixido, de la Prefectura de Tránsito, se trata de un delito con un “modo operandi muy similar en cada uno los casos”, que se concentra principalmente en la noche entre las 21:00 y 23:00 horas.

“Actúan mayoritariamente de a tres. Dos vehículos con directo contacto con el automóvil que se va a robar y otro de cobertura. En el de cobertura están los adultos que no participan directamente en el robo, pero sí como cobertura y es muy probable que en ese lugar haya armamento”, explicó en conversación con el programa Expreso Bío Bío de La Radio.

A esto, añadió que “los menores participan quizás con armamento que es de fantasía o no es un arma de fuego real, pero el vehículo de cobertura en caso que se presente una situación compleja (…) la situación puede terminar muy mal si interviene”.

Víctimas de encerronas

Dos de las últimas víctimas frustradas de este tipo de método fueron Carlos Vohem y Mario Ugarte, pilotos comerciales que se vieron enfrentados a “encerronas” cuando se dirigían hacia sus respectivas casas después de haber terminado su trabajo en el Aeropuerto de Santiago.

En conversación con BioBioChile, Carlos Vohem -quien trabaja como piloto en Latam-, comentó que la madrugada del jueves 18 de julio de este año se vio enfrentado a una “encerrona” cuando se dirigía en su vehículo particular hacia su vivienda.

De acuerdo a su relato, cuando iba a tomar el acceso a Vespucio Norte, “el vehículo de adelante empezó a detenerse. Lo que me llamó la atención es que tenía las dos puertas de atrás abiertas, miro para atrás y venían otros dos vehículos”.

Sumado a esto, explicó que “yo me iba acercando. En ese momento que se detiene, veo abrir la puerta izquierda y ahí fue que tomé la decisión de acelerar y salir por la derecha. Le pegué a la camioneta con la mía y me hizo un rayón en mi vehículo. Salí de ahí sin darle la opción de que bajara alguien”.

Por su parte, Mario Ugarte, quien también trabaja como piloto en Latam, vivió una situación similar a las 5:10 horas del viernes 19 de julio, cuando se dirigía a su vivienda en un vehículo que tiene contratado para movilizarse entre el Aeropuerto de Santiago y su casa.

“Cuando empalmamos del trébol de Américo Vespucio con el Aeropuerto en sentido hacia Las Condes, un vehículo blanco se nos puso por delante como unos 20-30 metros. Segundos después, un vehículo por detrás nos hace un cambio de luces”, indicó.

Tras percatarse de esto, Ugarte le comentó al conductor que la situación se parecía a los asaltos que se cometen en las autopistas. “En eso, el vehículo de atrás no me acuerdo si se puso a adelante o al lado, y el conductor atinó a acelerar”, añadió.

De esta manera, lograron ponerse a la misma altura del vehículo blanco que iba adelante. “El cabro que iba manejando se cubre la cara y muestra una pistola. Ahí nos dimos cuenta que la cosa venía en serio. El chofer lo que atinó a hacer fue que cuando íbamos acelerando para tratar de arrancar, se dio cuenta que estaba la salida un poco más adelante, y lo que hizo fue frenar y salir hacia la caletera. Los vehículos no pudieron reaccionar al mismo tiempo que nosotros”, explicó.

De acuerdo a los afectados, no son los únicos que han vivido una situación de este tipo. Sin embargo, ninguno ha puesto la denuncia en Carabineros, ya que dicen no tener información sobre quiénes cometieron este robo frustrado.

Plan Autopista Segura

Tras detectar este tipo de delitos, las autoridades y Carabineros lanzaron en marzo el plan “Autopista Segura” con el que se busca disminuir este tipo de delitos. En conversación con el programa Expreso Bío Bío de La Radio, el teniente coronel de Carabineros, Andrés Teixido, de la Prefectura de Tránsito, explicó que se trata de un “programa donde definimos una serie que indicadores que están constantemente siendo monitoreados a través de reuniones”.

Dentro de los indicadores se apunta a la seguridad pública y vial y para llevar a cabo el plan e implementar mejoras, se reúnen una vez al mes para analizar los resultados.

Además, explicó que “uno de estos problemas que logramos ver es la frecuencia que se estaban presentando los delitos de ‘encerronas””. Sumado a esto, se identificaron los lugares frecuentes donde se registraban, los cuales corresponden “a los denominados enlaces, que son enlaces de una autopista con otra”, según explicó.

“Efectivamente teníamos puntos ciegos y esos puntos ciegos hemos logrado que en algunas autopistas hayan invertido, fuera de lo que les obliga el contrato de concesión, voluntariamente”, indicó.

En conversación con El Mercurio, el gerente general de Vespucio Norte, Enrique Méndez, explicó que en los próximos días se realizará la instalación de cuatro “cámaras adicionales a las existentes en puntos de riesgo de vandalismo y asalto identificados, en conjunto con el Ministerio Público y Carabinero”.

Estas cámaras serán monitoreados por un funcionario de Carabineros las 24 horas al día. Desde la puesta en marcha de este plan, se han registrado las denuncias de 93 personas que fueron víctimas de robos con intimidación o violencia.

/psg