A primera hora de esta mañana llego al país el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, con el objetivo de conocer de cerca la situación de los venezolanos en Chile, tras la masiva migración que se ha vivido en la región por la crisis política y humanitaria de ese país.

Como parte de sus actividades en Santiago, Grandi se reunió con el canciller Teodoro Ribera. Tras el encuentro, ofreció un punto de prensa conjunto con el ministro, donde agradeció por la acogida a los migrantes. “Mi visita es para agradecer a los chilenos y al gobierno por haber acogido con tanta generosidad a los venezolanos que han llegado”, dijo el Alto Comisionado.

Pero además, el representante de las Naciones Unidas manifestó que la situación migratoria podría seguir aumentando: “Yo no estoy muy optimista. Yo creo que el flujo, que es uno de los flujos (migratorios) más importantes en el mundo, va a continuar si no hay una solución política que permita a las personas regresar a su país”.

Por este motivo, manifestó que es importante que en los países a los que se dirijan los venezolanos existan los instrumentos legales que les permitan tener una vida digna y respetable.

Igualmente aseguró que los países que están recibiendo a migrantes y refugiados necesitan de la cooperación y apoyo internacional para poder financiar la masiva llegada de personas y así “compartir la responsabilidad de la acogida de venezolanos”.

El canciller Ribera, en tanto, sostuvo que “hemos compartido la preocupación conjunta por los derechos humanos y la labor humanitaria que hay que tener en estos casos”.

Se trata de la primera vez que un líder de la Acnur visita el país.

En su paso por Chile, Grandi se reunirá también con organismos de la sociedad civil, la academia, y con grupos de venezolanos. Posteriormente, el miércoles en la noche, se trasladará a Brasil para visitar las ciudades de Brasilia, Boa Vista y Pacaraima.

/psg