El gobierno de China se refirió a las últimas declaraciones de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la represión policial que viven los manifestantes de la masivas protestas en Hong Kong señalando que fue un “comunicado errado” y afirmó que es una “señal equivocada a los criminales”.

De acuerdo a la agencia Reuters, en el comunicado la delegación china calificó la intervención de la exmandataria como una”intromisión en los asuntos internos de su país”

La autoridad de Naciones Unidas, expresó su preocupación por la represión de las manifestaciones prodemocracia en Hong Kong y solicitó una “investigación imparcial” hacia las fuerzas policiales por su actuar contra los manifestantes.

Según indicó el portavoz de la oficina de DD.HH., Rupert Colville, durante una rueda de prensa en Ginebra, Bachelet condenó “cualquier forma de violencia (…) y exige a las autoridades hongkonesas abrir una investigación rápida, independiente e imparcial”, sobre el comportamiento de las fuerzas de seguridad.

Además el organismo señala que hay “pruebas creíbles que muestran que agentes de las fuerzas del orden hicieron uso de sus armas de una manera prohibida por las normas internacionales”.

La declaración de China también reitera el “respaldo a la jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, y a la administración de la región especial de Hong Kong por el desempeño en sus funciones en el cumplimiento de la ley”, en sentido agregó que también apoya el trabajo de la policía local y los órganos judiciales “para hacer cumplir la ley decididamente”.

Este martes, por quinto día consecutivo, miles de manifestantes se tomaron el aeropuerto de la zona, obligado a las autoridades de recinto a suspender el ingreso de pasajeros y con ello suspender cientos de vuelos programados para la jornada.

Los ciudadanos ingresaron al lugar y bloquearon los terminales de embarque del recinto.

Como respuesta la policía de Hong Kong intenta a quienes se tomaron el terminal aéreo con gas pimienta y bastones, registrándose duros enfrentamientos entre ambas partes.

/psg