Diosdado Cabello, figura central de la dictadura de Nicolás Maduro, habló por primera vez de los resultados electorales de las primarias en Argentina del domingo pasado, que le otorgaron una contundente victoria a la fórmula peronista conformada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner. De replicarse los resultados en octubre, la dupla obtendría el próximo Gobierno.

En su análisis, el chavista se mostró “alegre” por el resultado pero le envió un mensaje a Alberto Fernández: “Me alegro mucho por el esfuerzo y el valor del pueblo argentino. Ojalá, Dios querido que no me equivoque, que a quien están eligiendo no vaya a creer que lo están eligiendo porque es él”.

Alberto Fernández en la celebración de la victoria en las primarias

Alberto Fernández en la celebración de la victoria en las primarias

En claro tono de advertencia, el hombre fuerte del régimen venezolano, le explicó a Fernández que lo sucedido el domingo es “un pueblo eligiendo ‘No’ al neoliberalismo”. “Ojalá no lo defrauden”, agregó.

Para Cabello, “el único que entendió eso fue Néstor Kirchner; lo entendió perfectamente después del desastre, de los cinco presidentes en casi nada de tiempo…”. Según el presidente de la Asamblea Constituyente chavista, Kirchner “entendió y se ganó el corazón de los argentinos, y no solo de los argentinos, sino de los revolucionarios y revolucionarias de todo el continente por su valor, su esfuerzo, su desprendimiento, su entrega y por no caerse a coba… (por no mentir)”.

Luego de elogiar al fallecido presidente argentino, Cabello retomó el tono de advertencia: “Porque hay algunos que después, cuando llegan ahí, se olvidan de que solos no podrían jamás”. Y en tono de arenga, agregó: “Aquí nosotros podemos contra el imperio si nos mantenemos unidos. De la Patagonia al Río Grande”.

Las advertencia de Cabello llegan después de que el candidato peronista calificara al régimen venezolano como un “gobierno autoritario muy difícil de defender”. Según Fernández, su principal preocupación se centra en el informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en el que se documentan secuestros, torturas y más de 7.000 ejecuciones extrajudiciales. “Yo tampoco soy Venezuela, nunca lo fui, hasta que a Macri se le ocurrió repetir esta cantinela”, resaltaba Fernández el lunes pasado.

Cabello es uno de los hombres más importantes de la dictadura chavista.Vicepresidente del partido de gobierno y líder de la Asamblea Constituyente, es también blanco de las sanciones estadounidenses por diversos delitos transacionales.

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro (AP)

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro (AP)

El 18 de mayo de 2018, dos días antes de la fraudulentas elecciones presidenciales en Venezuela, Estados Unidos incluyó a Cabello en la lista de la OFAC (Oficina de Control de Activos en el Extranjero) por estar involucrado en una extensa y poderosa red de lavado de dinero, corrupción y narcotráfico.

Según Washington, el número dos del chavismo realiza esas actividades en conjunto con Nicolás Maduro y el ex vicepresidente Tareck El Aissami, quien al mismo tiempo es señalado por sus vínculos con el grupo terrorista libanés Hezbollah.

Poco más de un año después, en agosto de este año, Suiza también aplicó sanciones contra la cúpula chavista. Y entre ellos también fue incluido Cabello por estar “involucrado en socavamiento de la democracia y el Estado de derecho en Venezuela, mediante el uso de los medios de comunicación para atacar públicamente y amenazar a la oposición política venezolana”.

Desde su programa en la televisión pública venezolana, “Con el mazo dando”, amenaza a periodistas y diputados por igual, y desde la pantalla también suele adelantar las sentencias de la Justicia chavista.

/gap