Nicolas Guerra, delantero de Universidad de Chile, se refirió a las sensaciones en el plantel tras estos días luego del triunfo ante Deportes Antofagasta y aseguró que los tres puntos “mejoró los ánimos” en el plantel.

En conversación con el sitio oficial del club, el joven atacante comentó que: “Era necesario ganar, más contra un equipo como Antofagasta. El triunfo nos dio un aire positivo en el camarín”.

En la misma línea, el artillero apuntó a que: “Cada semana la vivimos como una final. Con la llegada del nuevo técnico (Hernán Caputto), tratamos de recibir toda la ayuda para remar del mismo lado”.

Por último, Guerra habló sobre su nivel personal, mencionando que: “El delantero siempre tiene que evaluarse en dos facetas: El juego y el gol. Tuve un par de chances y no las convertí. Estuvimos erráticos, en el juego siento que influí harto, cooperé, me moví mucho y apoyé en la mayoría de las jugadas”, cerró.

Por Ignacio Soto Bascuñán