Luego de una nueva jornada de disturbios en el Instituto Nacional con bombas molotovs, lo que obligó a suspender las clases, comenzó a rondar una medida para intentar frenar este episodios de violencia y que será analizada este lunes por el municipio de Santiago y el Ministerio de Educación.

Se trata del eventual cierre del año escolar, una alternativa que este lunes estudiarán al alcalde Felipe Alessandri -cuyo municipio es el sostenedor del establecimiento- y la ministra Marcela Cubillos.

“El lunes tenemos una reunión con la ministra de Educación. No queremos cerrar el establecimiento, no queremos cerrar el año escolar, pero también tenemos que ver que estos hechos de violencia no se sigan propagando”, manifestó el jefe comunal.

Consultado sobre el margen que queda para adoptar la medida, respondió: “Eso es lo que vamos a ver este lunes con la ministra Cubillos y su equipo, esos límites los establece el Ministerio de Educación”.

Los incidentes de esta mañana con artefactos incendiarios ocurrieron en rechazo al control de ingreso adoptado por Alessandri que buscaba evitar que llegaran alumnos expulsados o que ya no pertenecen al establecimiento.

La jornada de disturbios protagonizada por encapuchados vestidos con overoles, que asimismo se enfrentaron con apoderados a las afueras del recinto educacional, donde se pudieron ver agresiones físicas entre unos y otros, culminó con dos estudiantes del liceo detenidos.

/psg