«Te voy a dar donde más te duele». Han sido las palabras del hombre que ha matado esta mañana a su hija de un año, tras arrojarse con ella desde una ventana del Hospital La Paz, dirigidas a la madre de la pequeña con la que estaba discutiendo. Fuentes de la investigación han confirmado que Vladimir V., de 27 años y de nacionalidad chilena, había ido a visitar a su hija junto a la madre de la niña cuando, por motivos que se investigan, ambos han comenzado a discutir en la habitación del centro hospitalario.

El individuo se ha lanzado con su bebé de un año desde una ventana de un cuarto piso del Hospital Universitario de la Paz. El suceso ha tenido lugar en torno a las 8.50 horas, cuando los padres de la pequeña se encontraban en el hospital para visitar a la menor, que estaba ingresada. Tras la caída, ambos han sufrido politraumatismos con posterior parada cardiorrespiratoria. Ambos han fallecido. La madre, por su parte, ha tenido que ser atendida por una crisis de ansiedad.

Los sanitarios han practicado maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas durante 45 minutos, pero finalmente sólo han podido confirmar el fallecimiento de ambos. Fuentes de la Comunidad han precisado que la niña acababa de recibir el alta en la unidad de Pediatría cuando ha ocurrido el suceso. La Policía ha asumido la investigación.

Antecedentes por maltrato

Vladimir V., según informa Efe, cuenta con antecedentes por malos tratos, aunque la Policía no han precisado si las denuncias son recientes y de esta mujer o de relaciones anteriores.

Las ventanas de la zona de Pediatría del Hospital Universitario de La Paz, donde estaba ingresada la menor, se abren con una llave a la que tienen acceso las familias. En concreto, son unas ventanas con llave que suelen abrirse, sobre todo, para ventilar las habitaciones. Estas llaves suelen estar en los pasillos y las familias, previo permiso, pueden acceder a ellas para abrir los ventanales.