Cómo coordinar el traslado, quiénes participarán y dónde quedará el ex frentista Mauricio Hernández Norambuena son algunas de las interrogantes que tendrá que resolver próximamente el ministro Mario Carroza.

Las diligencias, solicitudes y coordinaciones se pusieron en marcha esta mañana, luego que Justicia confirmara que Brasil accedió a la extradición del condenado por el crimen del senador Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards.

“La reunión que yo tuve con el ministro (de Justicia) Hernán Larraín dice relación con el aspecto operativo, quienes son los que participan, como se produce su ingreso”, explicó el magistrado.

Así también, aseguró que “no he tenido aún algo más específico” en relación a la pena que tendrá que llegar a cumplir el también llamado “Comandante Ramiro”, quien en un principio fue sentenciado a dos cadenas perpetuas. Sin embargo, Brasil puso en su momento la condición de que las sanciones no superaran los 30 años.

Aquello fue recalcado por el abogado del ex guerrillero, Alberto Espinoza, quien aludió que, de no respetarse la rebaja, sería una extradición ilegal.

Consultado sobre ello, Carroza aseguró desconocer los acuerdos pactados entre ambos Gobiernos y se limitó a decir: “Lo que es importante es saber que hay ciertos tratados que cumplir y en ese sentido el problema está en el presidio perpetuo, de acuerdo a los acuerdos que hay, esa es una piedra de tope”.

En tanto, y sobre la extradición misma, acotó: “Esto es un acuerdo, porque la extradición yo la solicito a la Corte Suprema y la Corte una vez que accede, la solicita al Poder Judicial del otro país. Si este accede, como ocurrió en Brasil, lo deja en manos del Ministerio de Justicia. En el fondo, tanto Ejecutivo de Brasil, como el de Chile, son los que teinen que decidir cómo se va concretar esta extradición”.

“Una vez que estos dos puedan producir un acuerdo, que me imagino serána través de tratados, en eses entido se hace efectiva la extradición y se pone a dosposicion de la Corte Suprema”, concluyó.

“Hubiésemos esperado más delicadeza de parte de nuestro Gobierno”

Por su parte, la hermana del Comandante Ramiro, Luisa Hernández, aseguró que como familia “estamos esperanzados en esta buena fe con este Gobierno y el ministro Larraín de que existe formalmente un compromiso de nuestro país que Mauricio no va a cumplir más allá de 30 años”.

Las dudas de los Hernández, precisó, estarían precisamente, en el actuar de las autoridades brasileñas: “El que hoy día se acelere esto de esta manera silenciosa es preocupante, porque sabemos las declaraciones que ha hecho el presidente (Jair) Bolsonaro con respecto a extraditar todos los presos de su país y tememos que lo haga sin observar este condicionamiento que la propia ley le existe”.

Luisa Hernández sostuvo además haberse sentido “vulnerados” al enterarse del traslado de su hermano desde la cárcel en que se encontraba a una unidad policial luego que viajaran a Brasil para visitarlo.

“Hoy día el ministro (Larraín) señala que son conversaciones que se vienen gestionando hace varias semanas. Hubiésemos esperado más delicadeza de parte de nuestro Gobierno en el sentido de poder haber estado atento o con mayor atención a que esto estaba allá ya en curso”, concluyó.

/psg