Un punto necesitaba Curicó Unido para ascender a Primera División, y ante Deportes Copiapó tenía la gran oportunidad de lograr el boleto a la máxima categoría después de ocho años, misión que logró tras igualar 0-0 en El Cobre y de paso coronarse campeón de Primera B.

En un deslucido trámite en El Cobre de El Salvador, el conjunto de Luis Marcoleta arriesgó lo justo y necesario para conseguir una igualdad que le permitió instalarse en Primera División a partir de la próxima temporada.

Curicó de esta forma llegó a los 57 puntos, y con tres fechas en disputa, le sacó diez de ventaja a su más cercano perseguidor, San Marcos de Arica, quien esta fecha tuvo libre.

/gap