Autoridades policiales afirmaron que el autor del secuestro de un bus ocurrido este martes en Río de Janeiro, el cual fue abatido por los agentes de seguridad, tenía un “perfil psicótico” que quedó demostrado con su conducta durante el operativo, que culminó con su muerte.

“Teníamos psicólogos en el lugar, él tenía un perfil psicótico, altos y bajos. A partir del momento que cesó la negociación, (el operativo) se volvió táctico. Los tiradores fueron seleccionados”, explicó el comandante del Batallón de Operaciones Especiales (Bope), Maurílio Nunes, según consigna G1.

El oficial agregó que el secuestrador incluso exigió dinero y apuntó con un arma a uno de los rehenes, agudizando la situación en el puente que conecta a la ciudad de Río de Janeiro con Niterói.

“Estaba difícil mantener la negociación para que terminara con todos bien. Antes, (el secuestrador) ya había descendido del bus y apuntó a una víctima”, afirmó.

Asimismo, Nunes defendió el cometido de su equipo, luego de que se comprobara que el arma que portaba el autor del secuestro era falsa. “Entiendan, señores, que en todo momento tenemos que entender que el armamento es real. Además, él tenía un encendedor y un cuchillo”, explicó el comandante.

“El gobernador nos dio condiciones totales de trabajo y autonomía para la toma de decisiones. La orden para el francotirador pasó de una negociación real a una negociación de crisis”, afirmó.

/psg