Corría el año 2009 cuando Cristiano Ronaldo y una mujer llamada Kathryn Mayorga en Las Vegas, Nevada. Allí el futbolista la invitó a su habitación y al estar cambiándose le pidió que le hiciera sexo oral, propuesta que la mujer rechazó, por la que la habría agredido sexualmente

Recién el año pasado la mujer se atrevió a denunciar el hecho dando el nombre del portugués, pero la fiscalía de Las Vegas desestimó seguir la denuncia ante la falta de pruebas.

Sin embargo, el caso está lejos de cerrarse aún. El portal estadounidense TMZ reveló nuevos documentos legales obtenidos sobre la investigación que aseguran que la defensa del jugador le pagó a la víctima para que guardara silencio.

Según el medio, la defensa de Cristiano Ronaldo reconoce públicamente que pagó 375 mil dólares (más de 267 millones de pesos) para el silencio de la mujer que afirma que fue violada, esto con el fin de alejar el caso de la prensa. Mayorga recibió este pago en 2010 y firmó un contrato de confidencialidad para no contar el incidente.