Sacarle todo el partido a un dispositivo inteligente no es fácil. Y es que son muchas las opciones que ofrece un «smartphone» y que, muchas veces, pasan desapercibidas para el usuario medio. Aquí recopilamos unos cuantos consejos que pueden ayudarle a exprimir su iPhone al máximo.

Para sacarle partido a Siri

Apple ha mejorado la manera de interactuar con el asistente de voz, aunque requiere de cierta práctica y, por qué no decirlo, acordarse luego de su semántica. Porque de nada sirve programar unas frases hechas para que el sistema ejecute una acción determinada si, luego, no te acuerdas. En cualquier momento se pueden consultar (y modificar) los «atajos». La idea es añadir unos comandos de voz personales para las tareas que sueles hacer con más frecuencia, de tal manera que con solo pedirlas al sistema se realice.

Para ello, hay que irse a «Ajustes/Siri/Atajos», aunque aquí aparecerán una serie de sugerencias. Por fortuna, existe una aplicación, Shortcuts, que se puede descargar en la tienda oficial de Apple y que amplía sus funciones. A través de este servicio se pueden programar nuevas acciones automatizadas. La interfaz es muy visual aunque es necesario probar y ensayar algunas cosas. Por lo pronto, cuando pulsamos sobre el icono «+» se abrirá un menú de configuración en donde encontraremos sugerencias para establecer una secuencia programada y aceptarlas como nuevo «atajo». Para hacerlo posible hay que darle permiso posteriormente al servicio para añadirlo a Siri, así como escribir la pregunta en cuestión.

Para no quedarte sin batería

A todos nos ha pasado alguna vez. Justo cuando estás a punto de salir de casa te das cuenta de que tu teléfono móvil se está quedando sin batería. Necesitas que esté operativo, pero no tienes mucho tiempo para cargarlo y sabes que se apagará antes de que puedas utilizar un enchufe. ¿Qué haces? Si no dispones de una batería portátil, no te quedará más remedio que conectarlo a la corriente durante unos minutos y esperar que sea suficiente. En estos casos es importante sacar el máximo partido posible a ese breve tiempo de carga.

En el blog « MacWorld» encontramos algunos consejos realmente útiles para optimizar estas «cargas relámpago» en el caso concreto de los teléfonos iPhone. Lo primero que tienes que hacer es apagar el dispositivo o, al menos, activar el «modo avión». El razonamiento no puede ser más sencillo: si evitas que tu móvil consuma batería (con el uso de la Wi-Fi, servicios de ubicación, todo tipo de aplicaciones…), el proceso de carga será mucho más veloz. El modo avión es una buena alternativa si no quieres apagar y volver a encender tu iPhone.

El segundo truco no es tan evidente. Si utilizas una carcasa o funda para proteger tu teléfono, quítasela antes de iniciar la carga. Está probado que cuando los iPhone se calientan en exceso, algo relativamente común al conectarlos al cargador, la batería se consume más deprisa. Retirando esta clase de accesorias ayudarás a que se refresque y no sume todavía más temperatura, de modo que cuando decidas finalizar la carga no estará tan caliente. Su consumo a partir de ese momento no será tan rápido.

Para mandar fotos de calidad

Muchas redes sociales suelen comprimir las imágenes que suben los usuarios a sus perfiles. Eso implica que se reduzca la calidad original de los archivos, incrementándose en ciertas ocasiones el ruido de las texturas. Y, a veces, incluso que se vean borrosas. En WhatsApp, aplicación de mensajería instantánea, sucede tres cuartos de lo mismo. No es una situación que vaya a suponer un problema, pero si se quiere transferir una imagen en la que se aprecien todos los detalles es necesario utilizar algunos trucos.

Este, en cuestión, únicamente sirve para los dispositivos con el sistema operativo iOS, es decir, los iPhone. Para ello, hay que pasar por el servicio de almacenamiento en la «nube» de Apple, iCloud, que guarda los archivos con la misma calidad. Entonces, hay que dirigirse a la galería de fotografías donde se guardan, el tradicional Carrete, y seleccionar la imagen que se desea compartir.

Una vez elegida es necesario abrir el menú que se despliega y decirle que se guarde en iCloud. Una vez que se ha completado este paso hay que abrir WhatsApp pero, en lugar de pulsar a compartir una fotografía, dirigirse a «Compartir documento». Esta opción permitirá acudir a iCloud para consultar todos los archivos que tengamos guardados en la «nube». Entonces, se selecciona la foto y se le da a «Enviar», logrando así que se envíe el archivo como un documento sin comprimir.

Para saltar de una «app» a otra

Face ID, el sistema de desbloqueo facial desarrollado por Apple, ha revolucionado completamente los dispositivos de la manzana mordida. Gracias a este sistema, ahora es posible pasar de una aplicación a otra con rapidez, sin que sea necesario estar saliendo y entrando de la «app» constantemente.

La forma más rápida de hacerlo consiste en pulsar en el botón de «home» del smartphone. Una vez hacemos esto, solo será necesario mover el dedo en una dirección u otra y por la pantalla irán pasando las distintas aplicaciones que tenemos abiertas.

/psg