Se agotan las entradas para el clásico universitario que animarán Universidad de Chile y Universidad Católica. Pese al magro rendimiento deportivo que han mostrado los azules, que tiene al equipo que ahora dirige Hernán Caputto, al borde de la zona de descenso, los fanáticos estudiantiles hicieron su parte y adquirieron casi la totalidad de los 40 mil boletos que Azul Azul puso a la venta para el compromiso que se disputará el domingo, a las 15 horas, en el Estadio Nacional.

La distribución de las localidades se realizó a través de internet. Del total de tickets puestos a disposición de los fanáticos estudiantiles, solo queda un mínimo remanente para la tribuna bajo marquesina, la localidad más costosa. Para ese sitio, hay apenas 100 asientos disponibles.

Los hinchas cruzados, en tanto, habían recibido 1.600 cupos para repartir, una cantidad que responde a la proporción del aforo establecido como mínimo según la ley.

/Eduardo Méndez Garín