Así fotografiaron al asno en la prisión (Foto: Twitter)
Así fotografiaron al asno en la prisión (Foto: Twitter)

Un burro fue liberado luego de estar encarcelado por más de 72 horas sin recibir agua ni alimento. Propiedad de una pareja de adultos mayores, el asno fue puesto en libertad después de que policías lo resguardaran en una prisión local sin aparente razón.

Fue en la comunidad de Sebastián Río Dulce, en el municipio de Zimatlán en el estado de Oaxaca, ubicado en el Sur de México, donde ocurrió este inusitado hecho.

De acuerdo con diversos medios de comunicación locales, el animal -que pasó un prolongado tiempo sin comida ni agua– fue entregado la noche de ayer a sus propietarios llamados Pascual Cruz, de 88 años, y Alejandra Mejía, de 86 años, luego de la denuncia que activistas presentaron ante las autoridades, tras las quejas de los dueños del animal.

Así fue denunciada su arbitraria detención (Foto: Captura de pantalla de Twitter)

Así fue denunciada su arbitraria detención (Foto: Captura de pantalla de Twitter)

Y es que Cruz y Mejía habían denunciado que las autoridades de la comunidad llegaron hasta su domicilio, desamarraron al animal y se lo llevaron por la fuerza. El agente de la comunidad Dionisio Cruz Ramírez se introdujo con sus alguaciles y se llevó al burro preso.

Según trascendió, sobre el cuadrupedo pesaba una denuncia de otros vecinos, cuya yegua estaba atemorizada por los intentos de acosos sexual del burro, que se acercaba a la reja que separaba ambas fincas para exhibir su miembro viril.

/gap