La policía de Connecticut ha detenido a seis personas, cinco hombres y una mujer, después de pillarlos practicando sexo en un espacio público protegidode un parque de la ciudad de Fairfield. No sería un suceso destacable si no fuera por la edad de todos los detenidos: el más joven tiene 62 años y la mayor – la mujer – 85.

Según ha informado la policía, durante la semana pasada se presentaron varias denuncias por comportamientos “inmorales” al interior del espacio Grace Richardson, una zona boscosa de unas 35 hectáreas que está considerada una reserva natural. Después de estos avisos, se intensificó la vigilancia, y los agentes practicaron seis detenciones por desórdenes y escándalo público.

Los arrestados eran cinco hombres, John Linartz, de 62 años, Otto D. Williams, de 62, Daniel Dobbins, de 67, Charles L. Ardito, de 75, y Richard Butler, de 82 años, y la mujer de este último, Joyce Butler, de 85 años.

detenidos sexo connecticut

Cuatro de los seis detenidos: Daniel Dobbins, Otto D. Williams, Charles L. Ardito y John Linartz

Todos ellos fueron detenidos, aunque ninguno ha acabado ingresando en la prisión: han quedado en libertad a la espera del juicio, en que por ahora todavía no tiene fecha. No han trascendido las prácticas sexuales que estaban llevando a cabo a los seis arrestados.

Uno de los detenidos, el hombre de 67 años, ya había tenido problemas anteriormente con la justicia por motivos similares: lo pillaron andando desnudado por un parque. Entonces aseguró a la policía que lo hacía por “motivos médicos”.

Según parece, la zona boscosa donde se han pillado estos seis ancianos aparece a internet como un picadero habitual: es decir, uno de los puntos más adecuados a la ciudad para encontrarse y mantener relaciones sexuales, junto con diferentes aparcamientos. La policía asegura que intensificará la vigilancia en estos lugares para mantenerlos “seguros y apropiados para todo el mundo”.

/gap