“Nuestra representada Mayte Rodríguez viajó con su perrita fuera del país cumpliendo con todos los protocolos sanitarios exigidos por el SAG, al igual que con la normativa aeronáutica solicitada por la línea aérea LATAM”.

Esta fue la respuesta oficial que dio Mayte Rodríguez, a través de su agencia, luego de la denuncia que hizo un pasajero con quien compartió el vuelo de Cancún a Santiago hace unos días.

Mayte llevó a su perra en la cabina como “asistencia emocional”. Según el protocolo de la aerolínea, si cumple con varias exigencias, como un certificado médico y la autorización sanitaria, las personas pueden optar a subirse al avión con su mascota sin necesidad de una jaula.

Juan Carlos Cerda, el denunciante, reveló su molestia en el matinal Hola Chile. “Venía una persona que estaba enferma, venía con oxígeno y yo, especialmente, tengo una leve o mediana alergia a los pelos de los perros. Y el jefe de cabina no optó nada más interesante que decirme que esta niña viajaba porque el perro era de asistencia emocional. Y en el evento que yo tuviera esta alergia, me bajaba del avión, me veía otro vuelo y ella viajaba con su perro en este vuelo”, aseguró.

El hecho provocó revuelo y fue comentado en algunos espacios televisivos y radiales. En el programa Sentido Común, de radio El Conquistador, la doctora María Luisa Cordero abordó la polémica en su estilo.

La siquiatra discutía con Eduardo Fuentes acerca del clasismo que hay en Chile. Fue en ese instante que la especialista sacó el tema de Rodríguez.

Cordero barrió sin filtro con la actriz por llevar a su perrita “Naomi” en la cabina como “asistencia emocional”:

Doctora Cordero: “Imagínate que a la hija de la Carolina Arregui le permitieron subirse con un perro que pesaba como 30 kilos dentro de un avión, porque era el que la estabilizaba emocionalmente en la vida. Ella no toma clonazepan ni antidepresivos. Anda con su perro para estar tranquila. Me imagino que cuando está fornicando, con el buenmozo, no sube al perro arriba de la cama. Ahí sí que no necesita cuidados especiales.

“Subió con un perro gigantesco dentro de un avión en primera (clase). Entonces, ¿es clasista? Sí que es clasista. LATAM le aguantó a la hija de la señora Arregui que subiera a su perro junto con la gente. Y a un caballero, que tenía alergia al pelo de los perros, ¿sabes lo qué le dijo el capitán de la nave? ‘Bájese y se van al otro vuelo, caballero’. ¿Hay o no hay clasismo en Chile?

Eduardo Fuentes: “¿Existe la posibilidad que un médico te dé una receta que te avale?”

Cordero: “Imagina llega ella toda preciosa, porque es preciosa, con ese entre erotismo e infantilismo facial que tiene, que la hace más calentona todavía, a donde el doctor. ‘Doctor, yo tengo necesidades especiales de apoyo emocional’. ‘Ya, ahí tienes tu certificado. 80 lucas la consulta’.

“A mí me habrían ido a pedir un certificado para que se suba, la mandó a la punta del mismísimo cerro Maquehue”.

/gap