Hoy fue el primer día de esta semana en que el Instituto Nacional amaneció sin personal de Fuerzas Especiales en sus instalaciones.

Esta medida fue parte de un acuerdo al que llegó el Centro de Alumnos del establecimiento con el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, quienes se reunieron hoy para conversar sobre los hechos de violencia que se han producido al interior del colegio y que han motivado una permanente presencia de personal policial.

El jefe comunal afirmó que “hoy la jornada se ha desarrollado sin incidentes, sin carabineros. Es una luz al final del túnel. Estamos viendo que al haber retomado las conversaciones este segundo semestre se va a retomar el camino”.

“No queremos más desórdenes al interior del establecimiento, y en ese sentido involucrar a a la comunidad es fundamental. Y este entusiasmo que hemos visto, antes no lo habíamos visto y eso es rescatable”, añadió el edil. Recalcó que “valoro profundamente este acercamiento que hemos tenido con el Centro de Alumnos y las nuevas directivas de los Centro de Padres”.

También se refirió al encuentro el presidente del Centro de Alumnos, Rodrigo Pérez, quien señaló que “consideramos trascendental el poder tener un reunión con el Municipio. Era algo que hacía mucha falta para alejar el conflicto dentro del Instituto Nacional. En virtud de lo mismo logramos establecer acuerdos al corto plazo, exigencias que eran básicas para poder restablecer el diálogo, además de cuestiones más profundas y estructurales”.

“Hay manifestaciones que son democráticas y hay conflictos violentos que no representan a la comunidad educativa. En esas nosotros vamos a intervenir a la comunidad educativa con este documento que repartimos en todas las salsas para poder traer tranquilidad, entendiendo que vienen aires de cambios de transformaciones que no veíamos en bastante tiempo. Hay compromiso en este momento, el escenario hoy es de compromiso”, agregó Pérez.

/psg